Estatales

Vialidad, principal problema en Xalapa

Xalapa, Ver; 25 de Mayo del 2018.- La vialidad en Xalapa, es uno de los principales problemas de la capital del Estado, pues afecta a todos sus habitantes por igual, reconoció el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero en su Plan Municipal de Desarrollo, pues actualmente circulan por la ciudad 100 mil vehículos particulares, 14 mil taxis y más de 3 mil camiones del servicio urbano.

Entre los principales problemas que afectan la movilidad ciudadana, precisó son la baja calidad del transporte público, el deterioro de la infraestructura vial, el aumento constante del parque vehicular, los problemas de congestionamiento y áreas de influencia densa que centralizan los servicios, afectando a la población de las congregaciones de Xalapa y de otros municipios, por el excesivo tráfico en horarios específicos.

Además el transporte público es el que más perjudica la calidad del aire, aportando casi la mitad del dióxido de carbono emitido por los automotores.

Asimismo, la falta de regulación y monitoreo de las concesiones de autobuses del servicio urbano, aunado al mal servicio del mismo, amplía la prevalencia de factores que impiden una adecuada movilidad y convierten al automóvil en la opción más lógica para transportarse.

Las 120 rutas del servicio urbano siguen concentradas en el Centro Histórico, área de influencia principal de todos los servicios de importancia para el municipio: gubernamentales, escolares, laborales y comerciales, entre otros.

Este curso de transporte se va separando conforme se acerca a las periferias urbanas y el sistema de rutas se vuelve más precario en relación con las congregaciones del municipio.

De los 13 mil 195 automóviles particulares que circulaban en 1980, para 2017 el índice se incrementó a 1 automóvil por cada 5 habitantes BID, con lo que el parque vehicular se estimó en 100 mil unidades de uso privado. En el mismo periodo, el número de unidades de taxi subió de 300 a 14,456 según el Informe del Empadronamiento del Transporte Público.

En el mismo sentido, las obras que intentan reactivar y solucionar la movilidad xalapeña se basan en la infraestructura para automóviles, haciendo a un lado los planteamientos para repensar la movilidad, sin idealizar al automotor. Los números resultan dramáticos a la hora de buscar una solución a un problema agravado a lo largo de casi 30 años.

La vialidad en Xalapa, es uno de los principales problemas de la capital del Estado, pues afecta a todos sus habitantes por igual, reconoció el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero en su Plan Municipal de Desarrollo, pues actualmente circulan por la ciudad 100 mil vehículos particulares, 14 mil taxis y más de 3 mil camiones del servicio urbano.

Entre los principales problemas que afectan la movilidad ciudadana, precisó son la baja calidad del transporte público, el deterioro de la infraestructura vial, el aumento constante del parque vehicular, los problemas de congestionamiento y áreas de influencia densa que centralizan los servicios, afectando a la población de las congregaciones de Xalapa y de otros municipios, por el excesivo tráfico en horarios específicos.

Además el transporte público es el que más perjudica la calidad del aire, aportando casi la mitad del dióxido de carbono emitido por los automotores.

Asimismo, la falta de regulación y monitoreo de las concesiones de autobuses del servicio urbano, aunado al mal servicio del mismo, amplía la prevalencia de factores que impiden una adecuada movilidad y convierten al automóvil en la opción más lógica para transportarse.

Las 120 rutas del servicio urbano siguen concentradas en el Centro Histórico, área de influencia principal de todos los servicios de importancia para el municipio: gubernamentales, escolares, laborales y comerciales, entre otros.

Este curso de transporte se va separando conforme se acerca a las periferias urbanas y el sistema de rutas se vuelve más precario en relación con las congregaciones del municipio.

De los 13 mil 195 automóviles particulares que circulaban en 1980, para 2017 el índice se incrementó a 1 automóvil por cada 5 habitantes BID, con lo que el parque vehicular se estimó en 100 mil unidades de uso privado. En el mismo periodo, el número de unidades de taxi subió de 300 a 14,456 según el Informe del Empadronamiento del Transporte Público.

En el mismo sentido, las obras que intentan reactivar y solucionar la movilidad xalapeña se basan en la infraestructura para automóviles, haciendo a un lado los planteamientos para repensar la movilidad, sin idealizar al automotor. Los números resultan dramáticos a la hora de buscar una solución a un problema agravado a lo largo de casi 30 años.

Noreste

Entrada Anterior

Se forma la tormenta ‘Alberto’, previa a temporada del Atlántico

Siguiente Entrada

Afirma Pentágono estar listo para atacar Corea del Norte