Consejos

Viajar, el nuevo método para adelgazar

viajeCiudad de México; 2 de Abril del 2016.-  Viajar nos aporta un gran enriquecimiento cultural. Sin embargo, conocer lugares nuevos, diferentes culturas y disfrutar de la variedad de gastronomía de los distintos lugares no es suficiente, además adelgaza. Por ello, el hotel Barceló Montecastillo Golf nos muestra ocho razones por las que viajar le permitirá y ayudará a perder unos kilos.

1. El dinero

Al invertir la gran mayoría del dinero en el viaje, tendemos a recortar y ahorrar dinero en otros aspectos del viaje como la comida, con lo que muchas veces terminamos comiéndonos un simple sándwich como plato principal. De este modo, terminamos comiendo menos, y esto hará que perdamos peso.

2. Mimetizarse con el ambiente

Uno de los beneficios de viajar es salir de la rutina y del día a día. Esto conlleva a que ciertos hábitos pocos beneficiosos como las tapas antes de comer sean sustituidos o eliminados, sobre todo si viajamos a lugares donde no existe esta costumbre.

3. Emoción

La alegría, el entusiasmo y el buen rollo se convierten en emociones fundamentales para gestionar cómo nos enfrentamos a los alimentos. Según los expertos en Inteligencia Emocional, las emociones como la autoestima, la seguridad en uno mismo y la confianza, que suelen aparecer cuando estamos de vacaciones, ayudan al control del peso.

4. Estrés

Aunque cuando llegamos al hotel nos relajamos y disfrutamos de las vacaciones y el viaje, el tiempo previo a ello formado por las esperas en el aeropuerto o las estaciones, los largos viajes en coche, el agobio de hacer las maletas, crear una ruta sobre lo que visitaremos,… genera estrés. Son esos momentos en los que el estrés nos hace adelgazar.

5. La comida

Ir de viaje no es incompatible con comer comida healthy. En los restaurantes siempre vamos a encontrar ensaladas, verduras o preparados a la plancha o al vapor. Incluso en los hoteles existen buffet vegetarianos o saludables del desayuno.

6. Curiosidad

Los lugares nuevos que conocemos generan y estimulan en nosotros la curiosidad de saber más sobre ellos. Esto nos lleva a movernos constantemente de un lado para otro.

7. Perderse

Una de las consecuencias más habituales de ir andando de un sitio a otro en un lugar que no conocemos es la posibilidad de perderse. No se preocupe, no es malo, todo lo contrario. Esta desorientación puede hacer que llegue a perder hasta 280 calorías a la hora caminando a buen paso.

8. Falta de sueño

El jet lag o un ritmo de vida diferente termina cambiando el metabolismo y lo acelera, haciendo que se adelgace.

Prodigy.msn

CD/YC

Entrada Anterior

Curiosidades sobre 'El Quijote'

Siguiente Entrada

Ninguna familia de Mundo Nuevo habita en casas con piso de tierra