Cultura

Veracruzano de corazón, con ópera en la sangre

PERAXalapa, Ver; 22 de Febrero del 2016.- Con tan solo 24 años de edad, ha demostrado que puede cumplir con sus sueños y ahora trabaja para algún día convertirse en director de escena de la ópera de Bellas Artes. Nacido en la entidad veracruzana, Francisco Rubén Flores Sosa, ha alcanzado con esfuerzo y tesón buena parte de sus metas.

Lo que comenzó como un juego y simple afición, le llevó a ser reconocido con el Premio Estatal de la Juventud 2015 que entrega el Gobierno del Estado, a través de la Subsecretaría de la Juventud de Veracruz (SUBSEJUVER) en la categoría de Expresiones Artísticas.

La ópera, ha determinado su camino permitiéndole actualmente formar parte del equipo de producción de la Compañía Nacional de Bellas Artes (INBA).

Involucrado en las artes desde muy pequeño e inspirado por su familia, La Traviata de Giuseppe Verdi le inspiró para iniciar la búsqueda de su pasión y profesión, combinar el diseño, la arquitectura, música, canto y danza siempre fueron su anhelo, actividades que pudo fusionar al presentar su proyecto de tesis.

Egresado de Mercadotecnia, explica que al momento final de su carrera decidió emprender una productora de ópera como mero proyecto, sin saber que esto podría tener un gran alcance convirtiéndose en el productor más joven en todo el país.

“El trabajo del equipo de producción consiste en realizar toda la logística relacionada con la presentación de una ópera, nos encargamos de programar los ensayos con cantantes, músicos, actores y directores”.

En su actividad diaria supervisa y cuida todo el proceso del montaje desde la escenografía, iluminación, utilería, hasta las entradas al escenario de los cantantes.

Sus sueños no tienen límite y busca ser parte de las mejores compañías operísticas a nivel internacional, poniendo siempre en alto el nombre de Veracruz con su trabajo; “me gustaría en algún momento dado trabajar con diferentes artistas, fusionar géneros e imprimir mi propio sello”.

Actualmente, Francisco Rubén Flores Sosa, trabaja en las producciones de las óperas El pequeño príncipe y Antonieta del maestro Federico Ibarra, que tienen como marco el Palacio de Bellas Artes.

CD/GL

Entrada Anterior

El nuevo examen de sangre que revela problemas cardíacos hereditarios "ocultos"

Siguiente Entrada

La salud, base del bienestar de las familias de Veracruz: Ramón Poo