Cultura

Ventas de suplementos para bajar de peso se disparan

SUPLEMENTOSXalapa, Ver; 19 de Enero del 2016.-  La intención de bajar de peso de forma rápida y sin esfuerzos generó que la demanda de suplementos alimenticios vayan al alza, ya que la venta semanal oscila entre 10 y 15 productos; sin embargo, de dos semanas a la fecha las tiendas naturistas han logrado la colocación de más de doscientos.

Al contener linaza, nopal, chía, girasol y demás semillas que sirven para quemar grasa o bien aquellos que contienen una mezcla de productos que tienen el mismo fin, los suplementos alimenticios son adquiridos por población de 20 a 40 años.

En presentaciones diversas, tamaños y costos, estos productos son ofertados como estrella para disminuir los kilogramos que se ganaron con las posadas, la cena navideña y de fin de año.

Según las características del producto, es el costo que éste tendrá, por lo que se encuentransuplementos a precios de 50, 80 y 120 pesos en su presentación de bolsa.

Al ofrecerse en polvo y bote de plástico, los costos mínimos son de 85 pesos y máximos de 450 pesos.

Gabriel Méndez, comerciante en la calle Pípila, dio a conocer que la venta de estos productos se disparó debido a que la población joven busca bajar de peso rápidamente y sin esfuerzos.

Refirió que tanto hombres como mujeres buscan los suplementos para regresar al peso que tenían antes de las vacaciones decembrinas.

“Principalmente lo compran quienes no quieren ir al gimnasio o llevar una dieta, sino que buscan reducir la lonjita sin el menor esfuerzo posible, quienes más vienen son jóvenes como de 20 a 40 años”, dijo.

Manifestó que aunque estos productos no son totalmente recomendados, en los empaques se menciona que su consumo es bajo la propia responsabilidad de quien lo consume.

“Nosotros lo vendemos sólo a los mayores de edad, pero el riesgo es de ellos, lo que nos corresponde es decirles que lean los ingredientes y que sean ellos los que decidan cuál producto se llevan conforme a lo que quieren gastar”, expuso.

POR CONSUMISMO, NO POR NECESIDAD

Lilliam Ruiz Campos, nutrióloga clínica de la unidad de Medicina Familiar número 58 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró que la mayoría de personas que deciden comprar suplementos alimenticios toman la decisión por consumismo y no porque los necesiten.

“Van a las tiendas y quieren comprar un producto que haga maravillas, que les ayude a bajar de peso rápidamente, pero no tienen la intención de hacer ejercicio y alimentarse sanamente, es obvio que los vendedores les recomiendan lo que quieren y ellos aceptan por simple consumismo y sin pensar en los riesgos a los que se pueden enfrentar”, comentó.

Explicó que el consumo de los suplementos alimenticios siempre debe ser bajo suscripción médica para evitar que la persona corra riesgos de salud, por lo cual, antes de comprar cualquier producto de este tipo es indispensable que la persona conozca su contenido, analice el objetivo de cada ingrediente, pero sobre todo le haga conocer al médico o nutriólogo su decisión para ingerirlo.

Indicó que uno de los principales errores que cometen quienes compran estos productos es considerarlo como un alimento, cuando en realidad se trata de un complemento a una dieta saludable.

Mencionó que el dejar de comer puede generar, como primer problema una descompensación, seguida de una anemia e incluso leucemia, en los casos más graves.

“Si los alimentos se dejan de lado, lo primero que aparece es una descompensación que se convierte en anemia, la cual de no tratarse a tiempo puede llegar a leucemia, misma que podría traer consecuencias fatales para la persona”, expresó.

En su opinión, algunos de los síntomas que aparecen con frecuencia con el consumo de estos productos son: diarrea, vómito y cefalea, los cuales son signos de que algo no funciona correctamente.

Señaló que en algunos casos las consecuencias por la ingesta de los suplementos alimenticios sin prescripción médica son fatales, por ejemplo, al tratarse de un paciente con alguna cardiopatía, ésta puede conducir a un daño mayor al corazón y quienes tienen diabetes sufren una descompensación en la glucosa.

Mientras que las personas que se consideran sanas, corren el riesgo de que el cúmulo de grasa que se desprende no salga completamente del organismo y se pudieran generar aperomas, siendo éstas bolas de grasa similares a una canica que se endurecen y tapan las venas.

Entrada Anterior

Choque de trenes deja más de 50 heridos en Italia

Siguiente Entrada

Misantla espera la afluencia de visitantes y propios para este 452 aniversario