DestacadosNacionales

Sube a 3 los muertos por accidente en mina de Chihuahua

Chihuahua; 6 de Junio del 2018.- Con el rescate de los cuerpos de dos mineros se elevó hoy a tres el número de muertos tras el colapso de un muro en la mina Río Tinto el pasado 4 de junio, informó Protección Civil del estado de Chihuahua.

El coordinador del organismo, Luis Cuauhtémoc Guerra Chacón, quien ha estado supervisando las tareas de rescate, indicó que fueron encontrados los cuerpos de Jacobo González Vázquez y de Oscar Castellón Domínguez, quienes ya fueron identificados por sus familiares.

 El trabajo de 150 brigadistas resultó vital en el hallazgo y seguirán su labor hasta encontrar a todas las víctimas del accidente, ya que se presume que todavía hay al menos cinco personas desaparecidas.

Guerra Chacón señaló que las tareas fueron arduas debido a lo escarpado del terreno donde se encontraban.

El accidente en la mina Río Tinto, localizada en el municipio de Urique, ocurrió el pasado lunes cuando un muro de contención de jales minerales colapsó sobre una veintena de mineros quienes hacían labores de reparación.

Los jales son apilamientos de rocas molidas que quedan después de que los minerales como el plomo, zinc, cobre, plata y otros han sido extraídos de las rocas que los contienen.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inició una inspección a la mina ante la emergencia por el derrame de los jales mineros, que se extendió a lo largo de 10 a 13 kilómetros sobre el cauce del arroyo Cañita y el Río Fuerte, hasta que se contuvo de forma natural.

Personal de la Profepa se presentó el pasado 5 de junio en la zona del incidente, donde previamente realizó un recorrido aéreo y se observó que el derrame de jales escurrió en una longitud aproximada de 10 a 13 kilómetros sobre el cauce del arroyo Cañita, dirigiéndose hacia el río Fuerte, mismo que se ubica a 10 kilómetros de donde se contuvo el derrame de forma natural.

Los inspectores de la procuraduría ambiental constataron que las condiciones existentes del terreno por donde corre el arroyo, lo hacen inaccesible aproximadamente en tres cuartas partes.

Durante la diligencia, personal de la Minera Río Tinto explicó que los jales mineros derramados no son peligrosos, lo que deberá ser comprobado mediante los análisis de laboratorio correspondiente, independientemente de la toma de muestras que efectúa la Profepa de los jales vertidos. Hasta el momento se desconoce el volumen derramado.

Excelsior

 

Entrada Anterior

Kim Kardashian logra que Trump indulte a prisionera de 63 años

Siguiente Entrada

Peña Nieto se reúne con gabinete para supervisar compromisos presidenciales