CulturaDestacados

Sin cena de Navidad 28 millones de mexicanos

navidadCiudad de México; 14 de Diciembre del 2016.-   María Macareno, anciana y viuda que vive en Matehuala, San Luis Potosí, recibe cada dos meses 2 mil 050 pesos mediante una beca de PROSPERA [900 pesos] y un apoyo por parte del programa “65 y Más” [mil 150 pesos]. Con ese dinero debe mantener a diario a sus cuatro hijos adultos quienes, al padecer discapacidad motriz, no pueden trabajar, reportó el diario local Pulso hace unos días.

Estos potosinos, como 28 millones de mexicanos con carencia por acceso a la alimentación, difícilmente podrán pagar una cena de Navidad. En contraste, la mayoría de los 500 diputados recibió alrededor de 500 mil pesos por aguinaldo, bono navideño y fin de año, lo cual se suma a su salario anual por 1 millón 320 mil pesos, frente a los 12 mil 300 pesos anuales que recibe María.

Una cena navideña, para una familia de entre cuatro y seis personas, cuesta alrededor de mil 200 pesos en promedio, calcula la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope). Ésta incluye un pavo, bacalao o pierna de cerdo, además de postres, ponche, botana, refrescos y bebidas alcohólicas.

Es decir, María tendría que destinar el 55 por ciento de sus ingresos bimestrales para celebrar con su familia la noche del próxim0 24 de diciembre.

“No permitamos que los diputados reciban el bono escandaloso, ostentoso, ilegal e inmoral que pretende la mayoría de los legisladores recibir, cuando ya tienen su aguinaldo, su dieta; cuando tienen un ingreso mensual satisfactorio muy superior al que reciben la mayoría de los mexicanos”, pidió el ex líder nacional del Partido Acción Nacional, Espino Barrientos.

Sin embargo, hasta hoy, sólo 63 diputados han rechazado el bono navideño por 150 mil pesos.

El Programa PROSPERA es la principal estrategia del Gobierno de la República para contrarrestar la pobreza del país. Atiende actualmente a 6.8 millones de familias beneficiarias, que reciben apoyos de educación, salud y alimentación. Considerando que una familia promedio está integrada por cuatro, son beneficiadas alrededor de 27 millones de personas frente a los 55.3 millones de pobres o en comparación con los 11.4 millones que viven en pobreza extrema, registrados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Desde 2016, también se cuenta con la beca de educación superior para que los jóvenes PROSPERA continúen sus estudios. En México, 22.4 millones viven con rezago educativo.

En materia de salud, se está afiliando y realifiando a 10 millones de beneficiarios al Seguro Popular, frente a los 21.8 millones de mexicanos con carencia por acceso a servicio de salud.

De acuerdo con el diario Pulso, María Macareno solicitó apoyo al Alcalde José Everardo Nava para construir un sanitario, pero no ha tenido respuesta. El Coneval reporta que 25.4 mexicanos sufren carencia por accesos básicos en la vivienda y 14.8 millones por carencia en calidad y espacios en la vivienda.

Un lector de SinEmbargo comentó sobre esta nota que Eruviel Ávila Villegas, el Gobernador del Estado de México, una de las entidades con el mayor número de pobres, le regaló un viaje a Valle de Bravo a la joven de San Luis Potosí cuya fiesta de XV años se ha viralizado, y cuestionó: “¿Por qué el gobierno apoya el cotilleo y deja a un lado la realidad de miles de mexicanos?”

Otro programa del Gobierno federal es la Cruzada Nacional Sin Hambre.

Esta estrategia de política social reconoce que la privación de alimentos es producto de un entorno socioeconómico “complejo y multidimensional”, que requiere de un enfoque integral que involucra múltiples instrumentos de política pública en materia de alimentación, salud, educación, vivienda, servicios en la vivienda e ingresos.

Actualmente 746 mil personas desayunan y comen en sus comedores; 844 mil familias tienen la Tarjeta #SinHambre, beneficiando a 3 millones 374 mil personas y Liconsa brinda servicio a 3 millones 492 mil nuevos afiliados de leche fortificada. Pero son 28 millones los que diario enfrentan la carencia de acceso a alimentación.

ANCIANOS SIN PENSIONES

María Macareno recibe apoyo del programa del Gobierno “65 y Más”; en éste están incluidos 5.5 millones de adultos mayores en México, de los 10 millones de habitantes que rebasan la edad de 60 años.

Este programa de pensiones atiende a nivel nacional a las personas adultas mayores de 65 años en adelante, otorgando apoyos económicos por mil 160 pesos con entregas bimestrales y de protección social, por ejemplo, participando en grupos de crecimiento y jornadas informativas sobre temas de salud, facilidades para acceder a servicios y apoyos de instituciones que ofrecen empleo como el INAPAM.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hay 10 millones de habitantes mayores de 60 años en el país, de los que sólo el 25 por ciento [es decir, uno de cuatro] es beneficiario de una jubilación o pensión, expusieron Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales, y Marissa Vivaldo, académica de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la UNAM.

Pero, coincidieron, un porcentaje importante del total de personas mayores que viven en el país sigue trabajando “hasta que el cuerpo aguante”, principalmente en actividades no formales o el subempleo, ya que las pensiones y transferencias institucionales que perciben cada mes “son muy bajas”.

Con motivo del Día Nacional del Adulto Mayor, las académicas explicaron en agosto pasado que el principal recurso económico del que dispone este sector de la población es el apoyo familiar o de la comunidad. Un 20 por ciento de la población adulta mayor, en promedio, es dependiente de sus familiares por las condiciones de morbilidad múltiple (diferentes enfermedades) que desarrollan, destacó Montes de Oca.

SinEmbargo.mx

CD/YC

Entrada Anterior

“Por un solo Veracruz, Trabajamos Juntos”: Ramón Poo

Siguiente Entrada

Dólar se vende en 20.63 pesos en bancos