Estatales

Realizó hospital civil de San Andrés tamiz auditivo neonatal

San Andrés Tuxtla, Ver; 2 de Marzo del 2017.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que alrededor del 60% de las pérdidas de audición en la niñez se podrían evitar con medidas de prevención.

Para detectar a tiempo estos padecimientos, en el hospital Bernardo Peña de San Andrés Tuxtla se realizan casi a diario pruebas del “Programa Auditivo Neonatal e Intervención Temprana (TANIT)”, y garantizar atención integral a los recién nacidos, que han visto por primera vez la luz del mundo en este u otros centros hospitalarios de la región.

Este programa incluye un conjunto de estrategias y acciones coordinadas para la detección temprana de alteraciones auditivas, que en primeras fases estaría siendo detectado en el hospital de San Andrés Tuxtla, y calificado por los médicos encargados de audiología.

De ser necesario los pacientes estarían siendo redirigidos para el tratamientos a ciudades como Veracruz o Coatzacoalcos y ahí se descartaría o confirmaría el uso de un implante coclear.

Se trata de un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar y puede ser utilizado por quienes sufran sordera o que tengan muchas dificultades auditivas.

No todos los niños son candidatos a un implante coclear, el audiologo y el otorrinolaringólogo son los especialistas que definen el manejo.

Entrada Anterior

Continúan los beneficios del programa Trabajamos Juntos por una Sana Convivencia Escolar

Siguiente Entrada

Evo Morales viaja de urgencia a Cuba por "una afección en la garganta"