CulturaDestacados

¿Qué son los miniderrames cerebrales y cómo nos damos cuenta de ellos?

minfCiudad de México; 26 de Julio del 2016.- Para miles de personas, se trató del preludio de que en pocos meses sufrirían un derrame cerebral. Los síntomas son similares, pero menos intensos y duran poco tiempo: incluso es cuestión de unos minutos.

Se les llama accidentes isquémicos transitorios (AIT) y para muchos es una advertencia infalible.

De acuerdo con Harvard Health Publications, revista de la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, padecer un miniderrame cerebral ha sido asociado con 12% a 20% de riesgo de tener un derrame cerebral en los siguientes tres meses.

Cerca de 33% de las personas que han experimentado un AIT sufren de un derrame cerebral en el transcurso de un año“, indica la publicación especializada.

“La cadena de sucesos que conducen a un AIT es básicamente la misma que lleva a un derrame cerebral”, explica el doctor Louis Caplan en otro artículo publicado por Harvard Health Publications.

A los médicos se les dice que adopten la filosofía del servicio secreto: una amenaza es tan peligrosa como un ataque

Doctor Antonio Culebras

“Una persona que tiene un AIT ha sufrido una isquemia pero consiguió ‘esquivar la bala’ porque no se produjo un daño perdurable en el cerebro. Pero las mismas causas subyacentes (de un derrame cerebral) todavía están presentes y es muy probable que provoquen un derrame cerebral en el futuro cercano”, añade.

En un artículo científico publicado en 2009 por la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), el doctor Antonio Culebras asegura que el énfasis médico moderno es tratar un AIT con el mismo nivel de gravedad que se trata un derrame cerebral.

“Los pacientes deberían ser hospitalizados inmediatamente y recibir todo el seguimiento neurovascular”, considera.

“A los médicos se les dice que adopten la filosofía del servicio secreto: una amenaza es tan peligrosa como un ataque”, escribió.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que la mayoría de los pacientes que han sufrido uno o más miniderrames cerebrales tendrán un derrame cerebral en el futuro, aclara que una persona puede tener un derrame sin haber padecido de un episodio menor.

Caplan, profesor de neurología en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la Universidad de Harvard, explica cada una de las palabras que componen el término médico:

  • Transitorio: “Son frecuentemente muy breves. Duran menos de una hora. De hecho, la mayoría se termina en unos pocos minutos”.
  • Isquémico: “Los síntomas son el resultados de una obstrucción en el flujo sanguíneo”.
  • Ataque: “Es un evento aislado”.

De acuerdo con la asociación británica dedicada a los derrames cerebrales, Stroke Association, un AIT es causado por una falta temporal de flujo sanguíneo al cerebro y se puede diagnosticar como si se tratara de un derrame cerebral, aunque los síntomas son solo temporales.

Según los expertos, hay que estar alerta a una debilidad repentina, que incluso dificulta caminar y a una sensación de confusión general.

BBCMUNDO

Entrada Anterior

Iniciarán trabajos de pavimentación en la Avenida Niños Héroes

Siguiente Entrada

Recorrido Ciudad Cuento, alternativa cultura en San Andrés Tuxtla