Locales

Problema de olor fétido en Semefo de Boca del Río tiene meses

Boca del Río, Ver; 11 de Enero del 2018.- Un fuerte olor fétido sigue saliendo de un edificio ubicado en la esquina de la avenida Juan Pablo Segundo y Jesús Reyes Heroles, que se esparce en los alrededores al menos dos cuadras más.

Todo proviene de las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), localizado en el edificio contiguo al Instituto de Medicina Forense de la Universidad Veracruzana, en la ciudad de Boca del Río.

Es paso obligado para al menos 15 rutas del transporte público, ya que se trata de una zona comercial que es altamente transitada y caminada por estudiantes de la UV campus Mocambo, que cuenta con una matrícula de más de 4 mil estudiantes.

Alberto Calderón Hernández, estudiante de la Facultad de Administración, quien diariamente camina por el sitio, señaló que este tipo de olores son permanentes y se agudizan en días calurosos.

En su experiencia son motivo de náuseas y fuertes dolores de cabeza, ya que se mantiene expuesto por varios minutos al olor que sale justo frente a donde espera el autobús que toma todos los días.

“Como estudiante y parte la comunidad es algo desagradable estar aquí esperando un autobús con un olor como éste que da mucho asco y que hasta daño a la salud puede causar. No soy especialista pero supongo que esa contaminación ha enfermado a la gente”, dijo.

Humberto Montes Guerrero, quien también es alumno matriculado en la Universidad Veracruzana, señaló que es necesario que las autoridades tomen acciones para atender el problema.

Indicó que además de ser un problema sanitario es motivo para causar una mala imagen de la UV en la población, pues al ubicarse a un costado de uno de sus edificios podría pensarse que no existe un buen manejo de la institución.

“Creo que quien no es estudiante y es parte de la comunidad puede pasar por acá y pensar que la universidad hace las cosas mal. Por supuesto que es un problema que causa mala imagen y que también es grave por los problemas de salud que puede causar”, declaró.

El acceso al Semefo se encuentra restringido; es imposible ver la forma en la que se encuentran almacenados los cadáveres que ingresan o el tratamiento que se brinda; sin embargo, la señora Ana, comerciante del sitio, considera que debe estar rebasada la capacidad.

El fuerte olor ha sido una constante en los últimos años, afirmó la voceadora de un periódico local, quien evitó dar mayores detalles de su identidad por temor al reclamo de las autoridades encargadas del recinto de donde se escapa el aroma a muertos.

Señaló que esto ha ahuyentado incluso a algunos comercios que se instalaron hace un par de meses en las cercanías, ya que era imposible permanecer con los aromas impregnándose en la nariz y ropa.

“Me parece que eso es un problema que debe resolver la Fiscalía. Cuando se abrió ese lugar esto era una zona menos poblada, menos comercial, supongo que el espacio era suficiente, ahora es reducido, creo que no entran tantos cuerpos y creo que tampoco pueden ellos tirarlos a la fosa común nada más así. Entonces lo que se necesita es ampliar, tener más enfriadores o de plano reubicar el edificio”, declaró.

En 2017 ante la presión pública por los olores fétidos se informó que había una acumulación de 400 cuerpos y debido a esto se realizó una “limpieza” al lugar.

Diario de Xalapa
Entrada Anterior

Anuncian gradas gratis para el Carnaval de Veracruz 2018

Siguiente Entrada

Carlos Vives y Alberto Barros, en cartelera del Carnaval de Veracruz