TecnologiaTelefonía

Pocos borran sus datos al desechar celulares

Ciudad de México; 17 de Enero del 2017.-   Durante las fiestas de fin de año, y con los descuentos que registran varias tiendas para adquirir todo tipo de dispositivos móviles como teléfonos, computadoras y tabletas, se olvida que con los viejos equipos se quedan gran cantidad de datos.

Los dispositivos, después de sustituirse, están programados para convertirse en poco más que un pisapapeles con el paso de los años.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mencionó que los dispositivos móviles almacenan datos personales sensibles, incluso en una mayor proporción que las computadoras de escritorio.

Entre esos datos destaca la información relacionada con el domicilio o los lugares que se visitan, detalles de contactos de las libretas de direcciones, historiales de llamadas, mensajes de textos SMS, voz y multimedia, así como de navegación en la web, de búsqueda de información y correos electrónicos.

También se guardan datos referentes a contraseñas, fotografías personales, videos y grabaciones de audio, aunado a documentos almacenados en la nube, entre otros tantos.

Debido a lo anterior, la máxima casa de estudios subraya la importancia de eliminar toda esa información antes de deshacerse de un dispositivo móvil, ya que borrar los datos no es suficiente debido a que éstos pueden recuperarse con diversas herramientas.

La UNAM recomienda que, antes de iniciar la limpieza de información de un teléfono, se debe hacer una copia de seguridad, después se utiliza la función de “restauración de fábrica”, la cual devuelve al equipo móvil la condición en la que estaba al ser adquirido.

Además de considerar la limpieza de los datos en el dispositivo, no se pueden perder de vista las tarjetas SIM y de almacenamiento externo.

Al realizar el restablecimiento de fábrica, dicha tarjeta conserva la información, por lo que se puede solicitar al operador móvil la transferencia de la misma; si ésta no se puede reutilizar en el nuevo dispositivo será preciso triturarla físicamente para evitar su posterior uso.

En cuanto a las tarjetas SD, éstas contienen imágenes, aplicaciones para teléfonos inteligentes u otros contenidos sensibles, por lo que es conveniente extraerlas antes de deshacerse de los teléfonos; de no utilizarlas, al igual que las SIM, se deben destruir.

La UNAM puntualizó que si ya se considera tirar el teléfono a la basura, existen diversas organizaciones benéficas que aceptan donaciones.

Capital México

Entrada Anterior

Suministraban agua destilada a menores en quimioterapia

Siguiente Entrada

En Xalapa hemos duplicado la obra pública: Américo Zúñiga