Congreso del Estado

Mujeres con mejores propuestas, idóneas para candidaturas: Octavia Ortega

octaviaXalapa, Ver; 28 de Enero del 2016.- En Veracruz la obligación de los partidos para postular al 50 por ciento de mujeres a cargos de elección popular es ya una realidad, pero se requiere romper la barrera cultural y enviar a competir a las mejores para que esta legislación sea efectiva, expresó la diputada Octavia Ortega Arteaga, al dar la bienvenida al foro “Por una Paridad Efectiva” realizado en el auditorio Sebastián Lerdo de Tejada del Palacio Legislativo.

Al inaugurar este evento –organizado por el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en Veracruz- la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local dijo que en la entidad la reforma al Código Electoral obliga a los partidos a compartir, no ceder, el mismo número de oportunidades en la postulación a los cargos de elección popular.

Ante la presencia de ocho ponentes, Octavia Ortega al hablar sobre ¿qué avances se espera para las mujeres en el proceso electoral en cuanto a diputaciones locales? Sostuvo que la reforma al Código no pretende otorgar beneficios a las mujeres, sino ponerlas en igualdad de condiciones y oportunidades con los hombres. Además, añadió, se incorpora la reelección y por lo tanto será el trabajo y los resultados los que digan quienes podrán acceder a continuar hasta por cuatro periodos más.

En las elecciones de 2016, manifestó, se espera que la Legislatura se integre por más mujeres, porque –recordó- actualmente están 38 diputados y únicamente 12 diputadas. Pero el reto está en dar la oportunidad a las mujeres con mejores propuestas para que accedan a estos puestos y no enviarlas a distritos donde los hombres no quieren porque ya de antemano los saben por perdidos, recalcó.

Al exponer el tema “las alianzas de partidos ¿benefician o perjudican a las mujeres militantes?” la diputada Ana Cristina Ledezma López explicó que las alianzas dan lugar a gobiernos de coalición que son efectivos y necesarios para revitalizar la política y proponer acuerdos que benefician a la población.

Consideró que la participación de las mujeres de manera igualitaria con los varones, en la administración pública, es más bien cuestión de voluntad política. Hasta el momento no hay una ley en Veracruz que regule la participación en el ejercicio de gobierno de las mujeres, refirió.

Recordó que de los 212 ayuntamientos en solo 26 están gobernados por mujeres; de 50 diputaciones locales solo 12 ocupan las féminas y en el ejercicio de la administración estatal solo están dos secretarias de despacho.

La secretaria de Mujeres del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Carol B. Arriaga manifestó que en Veracruz más del 50 por ciento de sus habitantes son mujeres, por lo tanto, dijo, debe respetarse sus derechos fundamentales y dar una valoración a la participación que tienen en la vida democrática de su municipio, estado o país. Recordó que en 1924 en los estados de San Luis Potosí y Chiapas se dio el derecho a las mujeres al voto, pero se anuló inmediatamente, por una cuestión de cultura.

Al hablar sobre “violencia política, prioridad legislativa” la secretaria Nacional de Igualdad de Género del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Margarita Guillaumín Romero refirió que en la lucha para la defensa de los derechos de las mujeres deben adherirse todos los institutos políticos y no únicamente los tres que actualmente lo hacen.

Necesario sancionar la violencia política

Guillaumín Romero espera la incorporación en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del capítulo de Violencia Política para sancionar todo acto de acoso u hostigamiento que sufren las mujeres al estar en un cargo público. Las mujeres hemos luchado por tener leyes que den la igualdad de género, ahora tenemos que vigilar que se cumplan, concluyó.

Al exponer “Retos de las campañas para lograr la paridad efectiva” la vicecoordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres de Nueva Alianza, María del Carmen Rizo, dijo que la paridad es una medida de participación equilibrada de mujeres en la administración pública y en la toma de decisiones.

Las mujeres deben hacer alianzas efectivas con mujeres y vigilar que los partidos implementen los mecanismos para garantizar la igualdad en postulaciones a cargos de elección popular. Recordó que en Chiapas se anuló una elección al no cumplir con las fórmulas de igualdad de género.

La directora del Centro de Estudios para la Igualdad de Género y los Derechos Humanos del Congreso del Estado, Martha Mendoza Parissi, al hablar en nombre de la diputada Mónica Robles Barajas expuso que México debe cumplir con los compromisos de los tratados internacionales en la materia, y como ejemplo citó el caso de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) que busca garantizar el principio de paridad de género en las elecciones de todos los estados de la República.

Además de igualdad, añadió, debe estar la corresponsabilidad de las tareas que realizan tanto hombres como mujeres en busca de una democracia paritaria.

Claudia Herrera Rodríguez, primera regidora electa a nivel nacional del Partido Encuentro Social en el ayuntamiento de Mexicalli, en Baja California, sostuvo que la nación requiere de una revolución de valores y principios y que debe fomentarse. Las mujeres deben defender los espacios ganados y no entrar en una competencia con los hombres, sino hacerlos aliados para crecer más, añadió.

Rosy Ruiz Bretón, en representación de la Delegada Estatal de la Mujer en el Partido Movimiento Ciudadano, Zaira Ocho Valdivia, expresó que la paridad no solo debe ser una obligación de los partidos políticos, sino que también debe aplicarse para las administraciones municipales, estatales y la federal. Propuso que el 5 por ciento del financiamiento a partidos sea para la formación política de mujeres; formar redes de capacitación para mujeres y que conozcan los derechos que tienen, entre otros.

La dirigente de la Asociación Nacional de la Unidad Revolucionaria (ANUR) Sandra Soto Rodríguez detalló que en 1990 no había una ley que diera posibilidades a las mujeres de acceder a los cargos; en 2002 se dio el reparto de 30 para mujeres y 70 para hombres; en 2012 el 40-60 a efecto de eliminar las llamadas “Juanitas” (compiten mujeres y al ganar dejan el cargo al varón) y que en 2015 se da el 50 y 50, lo que sigue, sostuvo, es ver que se respete este lineamiento.

Coincidió con la diputada Octavia Ortega al señalar que los partidos deben postular a las mejores candidatas para que ganen los distritos de mayor importancia. La historia dice que las mujeres votan por las mujeres, eso se debe aprovechar, añadió.

Entrada Anterior

Jefes de manzana pueden colaborar en la prevención del delito

Siguiente Entrada

Orienta CEDAS sobre riesgos en redes sociales a alumnos de secundaria