Nacionales

Limón, plátano y huevo, con los mayores aumentos del año

Ciudad de México: 4 de Mayo del 2018. -Angélica Sánchez es una mujer de 45 años cuyo gasto para hacer la comida suele igualar o superar los mil pesos a la semana para alimentar a su marido y dos hijos. Cuenta que casi todos los alimentos, especialmente la fruta, han aumentado sus precios en este año. “El kilo de manzanas está en 45 pesos, cuando antes lo compraba en 30 o 35; los plátanos costaban ocho pesos y ahora 19 pesos; el kilo de huevo me sale en 26 o 27 pesos, cuando antes estaba a 16. Desde el año pasado estaban las cosas más caras; ahora están peor. No bajan los precios”.

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), productos como el limón, el plátano, el huevo, la carne de ave y la leche, son algunos de los que han presentado más incrementos de precios en los primeros tres meses del 2018 en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG).

El limón es el más encarecido, al aumentar un 75.04%, seguido de los plátanos, con 29.84%. El huevo se incrementó 12.78%, en comparación con los primeros tres meses del 2017, mientras que la carne de ave aumentó 9.76% en este año.

“La canasta básica continúa quedando fuera del alcance de las personas de bajos ingresos, así como de la mayoría de la población, por la caída del poder adquisitivo que han experimentado los sueldos de los trabajadores, como consecuencia de los periódicos incrementos de precios de los productos de alta necesidad”, manifiesta Héctor Luis del Toro, investigador de la Universidad de Guadalajara.

Luis Ignacio Román Morales, investigador del ITESO, acentúa que los verdaderos incrementos se vendrán durante el segundo semestre del año, al finalizar las elecciones del 1 de julio. “Lo que se está manejando en los últimos meses es una estrategia fuerte de contención de los precios de los bienes y servicios públicos. La gasolina ha seguido aumentando, pero han tratado de alguna forma de que esto no genere un descontento social que pegue en el resultado electoral”.

Con incrementos, la mayoría de productos

De 121 productos de la canasta básica alimentaria que fueron analizados en un estudio, 103 presentaron algún tipo de incremento en el primer bimestre del año 2018, de acuerdo con el Índice de Precios en la Zona Metropolitana de Guadalajara, que realizó el Departamento de Estudios Cuantitativos del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas (CUCEA).

Lo anterior arroja que la inflación estimada para abril esté valorada en un 3 por ciento. Aunque es menor que lo reportado en los primeros cuatro meses del año 2017 (6.04%, motivada por incidentes como el famoso gasolinazo de enero), sigue siendo superior a la estimación oficial del Banco de México y del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), que calculan un 1.24% de inflación.

“El salario mínimo vigente mensual, de 2 mil 650 pesos mensuales, sólo alcanza para adquirir el 24% de la totalidad de los bienes básicos, el equivalente a medio kilo de tortilla,  dos huevos, una manzana, dos papas, un bolillo, un cuarto de bistec, un atún y un litro de agua, sin contar servicios indispensables”, puntualizó Héctor Luis del Toro, investigador de la UdeG que encabeza el Índice de Precios.

Los productos que más aumentaron de precios fueron las frutas frescas (16%), los pescados (7%), los artículos para niños pequeños y carne de aves (6%), las leguminosas y carnes frías (5%),  así como el huevo, carne de cerdo, café y aceites (4%).

Para Del Toro, la inflación de este 2018 está marcada por dos situaciones. La primera es por el proceso especulativo del precio de la tortilla, que actualmente está valuada en 14 pesos el kilo, pero que en zonas de Guadalajara llegó a incrementarse hasta los 18 o 19 pesos.

“Lo anterior fue con el argumento del incremento del gas, de la electricidad y del maíz”.

El segundo factor es el incremento del gas LP y las gasolinas, con cilindros de 30 kilogramos que llegaron a costar 600 pesos, y litros de combustible que ya rebasaron los 20 pesos.

No obstante, el costo del gas se ha reducido un poco, al costar actualmente un cilindro entre 490 y 510 pesos.

“Si el salario mínimo está en los 88 pesos (diarios), las familias tienen que dedicar una semana de trabajo para adquirir un cilindro de gas”.

TELÓN DE FONDO

La cuesta de enero más cara

Durante enero pasado, los alimentos se encarecieron 7% con respecto a los precios del mismo mes de 2017, en lo que resultó ser la inflación más cara en precios para los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara desde el año 2009, de acuerdo con una comparación realizada con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Las frutas y hortalizas le costaron al tapatío 14.63% más que en enero de 2017, siendo el grupo de alimentos más encarecidos de los ocho analizados por el Índice.

La leche y sus derivados y el huevo ahora están en general 11% más caros que a inicios del año pasado, siendo el segundo grupo de alimentos con más alzas. Los aceites y grasas combustibles ocupan el tercer sitio con 6.78% de aumentos.

Respecto a las gasolinas, en enero la Comisión Reguladora de Energía (CRE) reportó que el 95% de las gasolineras de la Zona Metropolitana de Guadalajara vendió los combustibles por arriba de las alzas estimadas por la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) el pasado 2 de enero, organización que esperaba precios de 17.03 pesos el litro de Magna, 17.64 para Diésel y 18.80 pesos para Premium.

Productos o sectores con mayor incremento en la metrópoli
  • Transporte: 4.34%
  • Otros servicios: 2.08%
  • Muebles, aparatos y accesorios domésticos: 1.82%
  • Ropa, calzado y accesorios: 0.85%
  • Educación y esparcimiento: 0.75%

Tepatitlán, con la mayor alza en precios en el país

Con una tasa de inflación de 2.86%, el municipio de Tepatitlán, Jalisco, es la ciudad con mayores incrementos de precios a nivel nacional durante los tres primeros meses del año.

Este porcentaje representa el segundo más alto en 18 años para Tepatitlán, luego de que el año anterior se tuviera un aumento del 3.85% en los precios.

El municipio se ubica casi un punto porcentual por arriba de Tulancingo, Hidalgo, la segunda ciudad con mayores incrementos en México con un 2%. En tercer lugar se ubica San Luis Potosí (1.9%).

A diferencia de ciudades como Guadalajara, esta ciudad de Los Altos ha presentado incrementos importantes en productos como las tortillas (6.15%), los aceites y grasas comestibles (9.53%) y las frutas y legumbres procesadas (9.02%). Pero los productos más encarecidos en Tepatitlán fueron los limones (105.5%), el pepino (59.7%), los plátanos (31.16%) y las frutas frescas en general (15.19%).

Estos aumentos, tanto en Tepatitlán como en el resto del país, responden a cuatro razones fundamentales, según Héctor Luis del Toro, investigador de la Universidad de Guadalajara. Los dos primeros son el incremento en los costos de la gasolina, con alzas significativas que casi rebasan los 20 pesos el litro, así como la importación de muchos productos que deben pagarse en dólares. “Esto ha tenido incrementos significativos, aunque en las últimas semanas se habló de una disminución de la paridad peso-dólar”.

Los otros dos motivos esgrimidos por el especialista son el encarecimiento de alimentos y forrajes destinados al ganado, principalmente a las gallinas ponedoras.

“Y la disputa entre proveedores que aumentaron el precio, que forzó los costos pagados que se agregan al producto final, repercutiendo en el bolsillo del trabajador”.

Los municipios con mayor inflación en el primer trimestre de 2018
Municipio  Estado   Inflación 
Tepatitlán Jalisco 2.86
Tulancingo Hidalgo 2
San Luis Potosí San Luis Potosí 1.9
Matamoros Tamaulipas 1.83
Ciudad Jiménez Chihuahua 1.8
Querétaro Querétaro 1.71
Monclova Coahuila 1.68
Tepic Nayarit 1.66
Durango Durango 1.6
Culiacán Sinaloa 1.57

Imparable, costo de la canasta básica

En el último sexenio, las canastas básicas alimentarias urbana y rural se han incrementado en una cuarta parte, lo que ha provocado que a las familias les resulte más difícil adquirir sus alimentos y otros servicios básicos para subsistir.

Según Héctor Luis del Toro, investigador de la Universidad de Guadalajara, gracias a este aumento de los costos de la vida, productos como pollo, pescado, huevo, cereales o leche “podrían no estar siendo consumidos por muchas personas, ya que quedan fuera de su alcance, por lo que la dieta de muchos jaliscienses y mexicanos se está restringiendo de manera significativa”.

Este incremento tiene un efecto “muy fuerte sobre la dieta de buena calidad de los mexicanos”, coincide Luis Ignacio Román Morales, investigador del ITESO.

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), se necesitan 2 mil 989 pesos para alcanzar la línea de bienestar en entornos urbanos, siendo una cifra 12.8% superior al salario mínimo mensual en México, valuado en 2 mil 650 pesos, aproximadamente.

La línea de bienestar es marcada por el costo de la canasta alimentaria (con 22 grupos de alimentos) más la canasta no alimentaria, en la que se incluyen gastos de transporte, limpieza, educación, vivienda, salud o esparcimiento.

Lo anterior significa un incremento del costo de la línea de bienestar en zonas urbanas de un 24%. En zonas rurales, la línea de bienestar pasó de mil 535 a mil 933 pesos en el periodo 2013-2018, un aumento del 26 por ciento.

Incremento de la línea de bienestar 
Año*  Canasta urbana Canasta rural 
2013 2,397.75 1,535.49
2014 2,543.85 1,622.66
2015 2,601.64 1,667.90
2016 2,701.82 1,747.19
2017 2,786.45 1,795.62
2018  2,989.13  1,933.11

Hace 30 años, el mexicano sólo necesitaba laborar 4 horas y 53 minutos para adquirir la canasta básica diaria. Actualmente, el día ya no le alcanza para siquiera subsistir, ya que necesita 24 horas y 30 minutos para llevarse a la boca el alimento que necesita diariamente, de acuerdo al Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según el estudio, la Canasta Alimentaria Recomendable (CAR) le cuesta al mexicano 245.34 pesos diarios (sin incluir otros gastos en servicios y otras necesidades), casi tres veces más al actual salario mínimo de 88.36 pesos.

“La tendencia al deterioro de las condiciones salariales en el sexenio de Enrique Peña Nieto es muy clara; sin embargo, su discurso está lleno de mentiras. Lo único que ha avanzado durante su administración es el empobrecimiento de las familias trabajadoras en México”, criticó la UNAM en su reporte de investigación publicado el 31 de enero de 2018.

Aunque en el actual Gobierno se incrementó el salario mínimo, el estudio reporta que, en realidad, el poder adquisitivo de los mexicanos (es decir, lo que pueden comprar con el dinero que ganan) decayó un 13.42 por ciento.

“Lo realmente importante para la sociedad no es el aumento de precios, sino la pérdida del poder de compra”, explicó Luis Ignacio Román. “Aún si tenemos una tasa baja de inflación, pero al mismo tiempo tenemos un bajísimo crecimiento de los salarios reales, tenemos que cada vez se contrata a más gente en trabajos donde se paga cada vez menos, y aunque no haya inflación, se pierde la capacidad de compra”.

CLAVES

La expectativa económica

  • Analistas consultados por el Banco de México (Banxico) recortaron los pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto de 2.33% a 2.30% para el próximo año, debido a un entorno nublado en la percepción económica y un clima de negocios más pesimista.
  • Según la Encuesta de expectativas de los especialistas en economía del sector privado, que recaba el banco central, la incertidumbre política interna es el principal obstáculo para el crecimiento de la actividad productiva.
  • Otros dos elementos de preocupación para el desempeño de la economía mexicana que señalaron los consultados por el instituto central fueron la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la inseguridad pública.
  • El ejercicio, en el que participaron 34 grupos de análisis y consultoría económica nacionales y extranjeros, dejó sin cambio el pronóstico del PIB para este año, el cual es de 2.30%.
  • Por otro lado, el consenso de analistas le está creyendo al banco central que se solidificará el proceso de desinflación durante este año para converger hacia la meta de 3% en el primer trimestre de 2019.
  • Según el consenso, para 2018, la inflación a fin de año se colocará en 3.98% frente al 4.09% que consideraban hace un mes, en tanto que para 2019 estimaron que se situará en 3.58 por ciento.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuál producto registra el mayor incremento en este año?

Entrada Anterior

Instituto Electoral prevé instalar casilla especial en hospitales

Siguiente Entrada

Más de 150 migrantes inician el proceso de asilo en EU