Medios Sociales

Las redes sociales alteran el humor de los usuarios

Ciudad de México; 14 de Enero del 2017.-   Las redes sociales se han convertido en parte fundamental del día a día de las personas. Un reciente estudio reveló que estas plataformas sociales alteran el humor de los usuarios.

De acuerdo con una investigación realizada por Emilio Ferrara y Zeyao Yang la información que se recibe en las redes sociales como Twitter, Facebook, Snapchat o Instagram puede modificar el estado de ánimo de las personas.

Los investigadores de la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos, concluyeron que los tuits positivos generan réplicas optimistas, mientras que los negativos contagian pesimismo.

En su trabajo demostraron que los tuits negativos se difunden más rápido, pero los positivos se retuitean con mayor insistencia. También comprobaron que las emociones positivas son más contagiosas que las críticas.

Este estudio comprueba los resultados de otras investigaciones; como la realizada por Facebook en la que se manipuló el feed de noticias para que algunos usuarios recibieron sólo malas noticias y otros únicamente buenas. Al cabo de una semana, se comprobó que las emociones ajenas, sean benignas o violentas, se contagian.

La Universidad de Michigan realizó un encuesta para saber cómo alteran el humor a sus estudiantes las notificaciones o mensajes en las redes en las que participaban. Los resultados revelaron que la gran mayoría de los jóvenes sentía más emociones positivas al recibir un mensaje de Snapchat.

De acuerdo con los investigadores, los jóvenes se sienten más satisfechos con los mensajes positivos en la red del fantasma, debido a que las publicaciones desaparecen después de un tiempo, lo que conlleva una especie de “recompensa emocional”.

Con relación a las emociones, investigadores de las Universidades de Harvard y Vermont desarrollaron un algoritmo que detectó, con una eficacia del 70%, episodios de depresión en Instagram.

Los científicos Andrew Reece y Chris Danforth hallaron una correlación entre las fotos en blanco y negro y la tristeza.

Los expertos señalaron que las fotos con menos brillo, más saturación y colores marcados pueden indicar depresión.

Varias investigaciones demuestran que Facebook influye profundamente en el estado emocional, la salud y las relaciones sentimentales.

Según un estudio publicado por Journal of Social and Clinical Psychology de Estados Unidos, las posibilidades de sentirse deprimido se incrementan con el aumento de tiempo que se emplea en buscar y ver fotos en que personas cercanas “están pasándoselo bien” y en las que el usuario no aparece.

De acuerdo con el estudio británico de la Universidad de Edimburgo, el estado de estrés se agrava especialmente entre las personas con perfiles con una gran cantidad de amigos, ya que tienen más posibilidades de irritarse con lo que leen o ven en dicha red.

Según un estudio del 2013, las interacciones que más afectan las emociones de los usuarios son la publicación de fotografías, la posibilidad de dar like a esas imágenes y la opción de comentar y opinar sobre ellas. Una fotografía puede provocar una comparación social inmediata y desencadenar sentimientos de inferioridad.

A pesar de los resultados de que alteran el humor y lo infeliz que se pueden sentir las personas con las redes sociales, cada vez son más los internautas que las utilizan. De acuerdo con Néstor Fernández Sánchez, doctor en psicología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esto se debe a que el ser humano necesita sentir que pertenece a algún grupo.

“Necesitamos tener un referente sobre lo que sucede en nuestro entorno para tener un parámetro y decir si estoy bien o mal emocionalmente. También nos sentimos bien cuando manifestamos nuestros sentimientos y alguien los comparte. Esto hace que pensemos que no somos los únicos. En las redes sociales por internet el punto medular es el tiempo de respuesta, pues es casi inmediato”, apuntó el experto.

Semanario sin Límites.com

Entrada Anterior

Brazzers recopila los mejores 'bloopers' de cintas porno

Siguiente Entrada

¿Estamos en una crisis económica?