Internacionales

Inicia la Cumbre de las Américas con un reclamo de transparencia

Perú; 13 de Abril del 2018.- La transparencia y la lucha contra la corrupción se perfilan como los ejes centrales de la Cumbre de las Américas que inicia hoy en la capital peruana.

Preocupados por la corrupción rampante y el letargo en el desarrollo de la región, cerca de 300 empresas han elaborado un informe “Acción para el Crecimiento: Recomendaciones de Políticas y Plan de Acción 2018-2021 para el Crecimiento en las Américas”, con propuestas en cinco áreas clave.

Se trata del fortalecimiento de la transparencia y la integridad; la digitalización del crecimiento; el comercio del futuro; la energía para el desarrollo; y habilidades para el futuro del trabajo.

“Algunos dirán que estos pasos son lo mínimo necesario. Pero yo pienso que si estos compromisos se cumplen, marcarán un cambio histórico en nuestra cultura empresarial”, aseveró Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que organiza la cumbre empresarial.

Además, diversos sectores de la iniciativa privada de 32 países americanos se comprometerán ante los gobernantes de América a abstenerse de entregar sobornos u obsequios a autoridades públicas para ganar licitaciones y contratos pagados con dineros estatales ni a suministrar “contribuciones ilegales a las campañas políticas”.

El anfitrión de la reunión, el presidente peruano Martín Vizcarra, instó a “encarar de manera decisiva el problema de la corrupción, promoviendo una cultura de integridad en nuestra región”.

Vizcarra está obligado a imponer esta cultura en un país donde la corrupción se llevó por delante a su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció recientemente por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht, y que tiene a otro ex presidente en la cárcel, Ollanta Humala, y una orden de extradición sobre Alejandro Toledo, todos ellos atrapados en la red corruptora de la empresa brasileña.

Marco Rubio, el hombre fuerte de EU

Cuando los presidentes de la región se reúnan en la Cumbre de las Américas, tal vez se sientan tentados de ignorar al vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence y busquen a otra persona a la que Donald Trump presta mucha atención al elaborar las políticas hacia América Latina: el senador Marco Rubio.

Sin el magnate, el legislador republicano desempeña un papel más prominente, en momentos en que las relaciones entre Trump y otros mandatarios, por ejemplo el presidente de México, parecen no cesar.

Rubio comenzó la semana presidiendo en su país una audiencia senatorial sobre la cumbre, almorzó el jueves con Pence en la Casa Blanca para hablar sobre el viaje y a partir del viernes, tras su llegada a Lima, se reunirá personalmente con media docena de jefes de Estado, la misma cantidad que verá Pence.

Rubio dijo que la ausencia de Trump era comprensible, pero también un ejemplo de cómo Latinoamérica a menudo es relegada por asuntos más importantes.

Lo cierto es que para algunos líderes será un alivio no tener que saludar a un presidente que quiere construir un muro en la frontera con México y renegociar acuerdos comerciales; además, su ausencia motivó el desistimiento del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de acudir a la Cumbre.

La crisis que atraviesa Venezuela debe ser analizada en la VIII Cumbre de las Américas que se realizará en Lima, para lograr un consenso de rechazo al gobierno de Nicolás Maduro, dijo el ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma. “El tema no es un problema solo de Venezuela. No es un favor que estamos pidiendo para Venezuela, sino es un problema continental, por eso la crisis venezolana debe estar en la agenda de la Cumbre de la Américas”, dijo el opositor. Más tarde, se sumó a la Gran Marcha Antiimperialista, organizada por la Cumbre de los Pueblos. También se dieron cita ahí los simpatizantes del presidente Nicoás Maduro. Ambos grupos, enfrentaron una guerra campal.

 

Entrada Anterior

Proponen a Lula da Silva para el Nobel de la Paz

Siguiente Entrada

Nevada devastó 350 hectáreas