Internacionales

Fuerte sismo sacude de nuevo Nueva Zelanda sin causar víctimas

sismoWellington; 22 de Noviembre del 2016.- Un fuerte sismo de 5.7 grados en la escala de Richter sacudió hoy la parte central de Nueva Zelanda, sin causar víctimas, más de una semana del terremoto de 7.8 grados que golpeó la Isla del Sur, cerca de la región de Christchurch.

El temblor se registró a las 18:13 horas locales (06:13 GMT) y su epicentro fue localizado a 20 kilómetros al sureste de la localidad de Culverden, de la región de Canterbury, en la Isla del Sur, a 23 kilómetros de profundidad.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), encargado de monitorear los temblores del mundo, fijó la magnitud del sismo en 5.6 grados y su epicentro a 74 kilómetros de la ciudad de Castlepoint, a una profundidad de 10 kilómetros.

Brett Aldridge, responsable de la Oficina de la Defensa Civil de Canterbury, confirmó que no se ha reportado ninguna víctima a consecuencia del nuevo movimiento telúrico, que dejó daños considerables en varios puntos de la ciudad.

Varias chimeneas de viviendas se cayeron en la zona de Waikari, en el norte de la ciudad, donde cientos de personas pasarán la noche a la intemperie ante el temor de fuertes réplicas, como las registradas tras el terremoto del pasado día 14.

El terremoto también provocó serios deslizamientos de tierra en el interior de la carretera Rd, la única vía de conexión entre Kaikoura y el resto de la región, que ha sido cerrada ante el riesgo de más movimientos de tierra.

El camino estará cerrado hasta mañana miércoles, hasta que los ingenieros evalúen por completo las zonas afectadas, lo cual se espera concluya al mediodía, según un reporte de la edición electrónica del diario Herald New Zeland.

“La seguridad de las personas es la prioridad y se abrirá el camino tan pronto como sea posible”, destacó Aldridge.

Hillary Louis, un residente de Canterbury, dijo en declaraciones al diario neocelandés que el nuevo sismo fue tan fuerte que sintió como “una explosión que va debajo de la casa”.

“Ahora estamos todos congregados en la casa de un vecino y estamos todos fuera, nos dormiremos fuera esta noche, no podemos volver a las casas porque están tan gravemente dañadas”, indicó Louis.

Miles de réplicas han sacudido a Nueva Zelanda, desde la madrugada del 14 de noviembre pasado, cuando el terremoto de 7.8 grados golpeó la Isla del Sur, causando la muerte de dos personas, daños materiales significativos y un tsunami de dos metros.

La réplica más fuerte, con una magnitud de 6.2 grados y un epicentro localizado a 39 kilómetros de la ciudad Kaikoura, se registró horas después del terremoto, provocando graves daños a muchas propiedades y caminos.

Nueva Zelanda se encuentra ubicado dentro del llamado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, una zona con volcanes y fallas tectónicas de 40 mil kilómetros de longitud, en donde se produce el 90.0 por ciento de los terremotos en el mundo.

Notimex

Entrada Anterior

Lleva Gobierno de Pánuco energía eléctrica al ejido Benito Juárez

Siguiente Entrada

Cómo México sedujo de nuevo a la NFL