DestacadosInternacionales

Francia golpeada por varios frentes

Lluvias - FranciaParis, Francia; 3 de junio del 2016.- Las lluvias torrenciales que afectan a Francia desde el martes se desplazaron hacia la capital, provocando la muerte de una persona en París y el cierre del museo de Louvre para proteger sus obras, a unos días de que inicie la Eurocopa de futbol.

Unas  cinco mil 500 personas tuvieron que abandonar sus casas por las inundaciones en Francia, informó la emisora France Info, citando al centro de crisis instaurado por el gobierno. Mientras que en Alemania las inundaciones dejaron al menos nueve muertos y tres personas desaparecidas.

Tras las fuertes lluvias de los últimos días en París, elrío Sena aumentó su nivel a 5.10 metros, por lo que elevó el nivel de alerta a naranja. Las autoridades pidieron vigilancia y calculan que el nivel del agua podría llegar hasta seis metros.

Debido a la inundación de los muelles en ambas orillas del Sena, se interrumpió el transporte fluvial y se cerraron una línea de tren regional que atraviesa la capital.

En la región de Centro-Valle de Loira, nueve departamentos estaban aún en alerta, con más de 20 mil  hogares sin electricidad.

En Nemours, una de las ciudades más afectadas al sur de París, el agua superó niveles históricos. El primer ministro Manuel Valls, que se desplazó para constatar los daños, anunció la creación “de un fondo excepcional de apoyo” a las víctimas.

Tanto en esa ciudad como en Longjumeau, las barcas navegaban en las calles del centro inundado desde el miércoles llevando a tierra firme a los habitantes privados de electricidad y calefacción.

En tanto, el presidente François Hollande anunció que se reconocería el estado de catástrofe natural a partir del próximo miércoles durante el Consejo de Ministros.

LA SEGURIDAD, ES LA PRIORIDAD

Las fuerzas de seguridad de París contarán con refuerzos para proteger las zonas destinadas a los aficionados durante los partidos de futbol de la Eurocopa, dijo la policía de la ciudad.

Francia se mantiene en estado de emergencia después de que yihadistas mataron a 130 personas el 13 de noviembre.

Se espera que unos 2.5 millones de espectadores asistan a los partidos del torneo que se jugará en 10 estadios de ese país.

También habrá fan zones con pantallas gigantes en distintos puntos de París, entre ellos la Torre Eiffel, donde se espera que hasta 100 mil personas se reúnan durante los partidos.

Expertos en seguridad y funcionarios de la policía dijeron que proteger esas áreas será el mayor desafío de cara al torneo, debido a la falta de recursos.

Huelgas contra el gobierno seguirán

Trabajadores en huelga provocaron apagones ayer al cortar la alimentación de una enorme línea de electricidad en el occidente de Francia y ocuparon las vías en un centro ferroviario de París, mientras los sindicatos de las plantas nucleares y el servicio nacional de trenes protestaron contra la reforma laboral.

Los trabajadores tienen demandas específicas por sector, pero también están aprovechando los meses de ira generalizada ante un proyecto de ley del gobierno para extender la jornada laboral, actualmente de 35 horas a la semana, y facilitar la contratación y despido de empleados.

La huelga de trenes, que ayer cumplía su segundo día, impactó claramente en el tráfico ferroviario. Sólo circulaba entre 30% y 40% de los trenes regionales y  60% de los trenes de alta velocidad.

En cambio, el tráfico era casi normal en el Metro parisino, pese a que también convocó una huelga.

Además, los tres sindicatos de pilotos de Air France convocaron a huelga del 11 al 14 de junio.

El líder sindical de la CGT, Philippe Martinez, que dirige el pulso con el gobierno de François Hollande, dijo que no se busca “bloquear la Eurocopa”, pero prometió para esta semana “la movilización más fuerte de los últimos tres meses”.

Los opositores de la reforma laboral multiplicaban sus acciones en varios lugares del país.

En París un grupo de huelguistas tomó una oficina de control de tráfico y bloqueó durante una hora todos los trenes que salían de Gare de Lyon, una estación de trenes con destino al centroeste y el sur de Francia, Suiza e Italia.

Miles de personas manifestaron en las ciudades de Nantes y Rennes, Toulouse, Marsella y París.

AP/AFP/Excelsior

Entrada Anterior

PRD denunciará a Fidel Kuri ante la FIFA

Siguiente Entrada

15 firmas se apuntan a la primera licitación electrónica de TV