DestacadosInternacionales

Francia, favorito de los yihadistas

franciaFrancia; 25 de Julio del 2016.– Sí se pueden matar a un infiel estadunidense o europeo, especialmente a un malvado y sucio francés, entonces confíen en Alá y mátenlo de cualquier manera. Golpeen su cabeza con una piedra, degüéllenlo con un cuchillo, aplástenlo con su automóvil, láncenlo desde lo alto, estrangúlenlo o envenénenlo”, dijo a sus fieles Abou Mohamed al-Adnani, portavoz del Estado Islámico (EI) en septiembre de 2014.

Desde entonces, tres atentados atroces sacudieron el corazón de Francia. Charlie Ebdo, Bataclán y Niza obedecen a razones militares y al simbolismo del país como representación del mundo moderno, opuesto a los principios de los terroristas.

El 13 de noviembre de 2015, yihadistas atacaron la sala de espectáculos Bataclán, las cercanías del Estadio de Francia y restaurantes en París, asesinadon a 130 personas, en el peor atentado en la historia del país europeo.

La Fiscalía de París informó que el Estado Islámico justificaba el ataque por la intervención militar de Francia en Irak y Siria.

Francia es un pilar importante en la coalición internacional contra el Estado Islámico, liderada por Estados Unidos y respaldada por otros 40 países, para frenar la expansión de los terroristas, quienes hace dos años autoproclamaron el califato en Siria e Irak.

La coalición bombardea los bastiones de los yihadistas. De hecho, Estados Unidos informó que el EI perdió 47% del territorio en Irak y más de 20% en Siria, según The New York Times, a quien el representante de Washington para la coalición, Brett McGurk, aseguró que “el EI contaba hace un año y medio con unos 33 mil combatientes y ahora tiene entre 18 mil y 22 mil”.

Por su cercanía e historia colonial, Francia es, además, el país que más interviene en las políticas antiterroristas de África, sobre todo en la zona del Sahel, un feudo del yihadismo que hace temblar a los países vecinos del Viejo Continente.

El país de Voltaire, a su vez, representa al mundo moderno y los valores republicanos y el laicismo contrarían a los islamistas. “Se trata de un ataque a nuestros valores. No sólo los de Francia, sino los de todos los países que comparten la fe en la democracia, la tolerancia y el valor del ser humano. Se trata de una embestida contra los valores de la Ilustración del siglo XVIII”, señaló el exministro de Cultura francés, Jack Lang.

El ataque que diezmó la redacción del semanario satírico Charlie Ebdo en enero de 2015 es un reflejo de atentados contra los principios de libertad de expresión y pensamiento franceses. Y el ejemplo no podía ser más claro con la reciente matanza en la turística Niza, en un día tan simbólico como la fiesta nacional, donde un terrorista tunecino arrolló con un camión a 84 personas, que celebraban los 227 años de la toma de la prision de la Bastilla, puerta de la Revolución.

“Recordemos que los terroristas de etiología yihadista defienden la vuelta al Islam del primer periodo, la epoca ‘salaf’, etapa considerada pura y con gran autoridad moral para algunos musulmanes, pero que los fanáticos pretenden aplicar al pie de la letra”, indicó a Excélsior David Garriga, analista en terrorismo yihadista.

No obstante, para Garriga, también autor del libro Yihad ¿qué es?, estas motivaciones del Estado Islamico no tienen sentido: “Por una parte, que Francia sea el principal látigo contra las estructuras del EI no es del todo cierto, porque hay más países atacando los bastiones en Siria e Irak. Por otro lado, esta vuelta a la época del Profeta sólo la aplican para lo que les interesa. El grupo terrorista es el primero en usar las nuevas tecnologías, principales herramientas de la época moderna para la captación y la radicalización de occidentales”.

Comunidad marginada

Francia cuenta con la mayor población musulmana de Europa, pero la integración con la comunidad nacional roza la nulidad. El terrorismo yihadista ha inflado la islamofobia en el Viejo Continente, lo cual explica que políticos populistas como la ultraderechista Marine Le Pen, del Frente Nacional (FN), con una campaña con tintes xenófobos, haya arrasado en la primera ronda de elecciones regionales tras el ataque de Bataclán.

El mismo fenómeno ocurrió en Reino Unido con el triunfo del Brexit para su salida de la Unión Europea (UE) y el auge del republicano Donald Trump, que pisa los talones a Hillary Clinton para llegar a la Casa Blanca en Estados Unidos.

Garriga afirmó que esta división de la población occidental acerca a los terroristas a conseguir su objetivo de implantar el califato a nivel mundial.

“Es más facil acceder y conquistar un territorio si la población no está unida. En este sentido, el Estado Islámico ha sido muy hábil al vincular su ideología radical con el Islam, metiendo en el mismo grupo a todos los musulmanes para incrementar la fractura social en Occidente. Cada vez que hay un atentado en Europa, una de las víctimas directas es la población musulmana, señalada como terrorista”, destacó.

En la misma línea, Alberto Priego, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid, señaló que hay que buscar una redefinición de la identidad de Europa y ver cómo se pueden reintegrar las comunidades musulmanas en la sociedad para ganar la guerra del Estado Islámico. “Mientras no consigamos esas políticas sociales a largo plazo, estos atentados van a ser cada vez más comunes, violentos y difíciles de resolver”, insistió Priego.

Estas fallas explican por qué miles de extranjeros encuentran un motivo común para alistarse en las filas del Estado Islámico. Francia, con mil 400 combatientes nacionales (según cifras del gobierno), lidera la lista de occidentales que juran lealtad al grupo terrorista para luchar contra unos valores que, en un principio, llevaban en la sangre.

La ideología del salafismo radical que enuncian estos terroristas, siempre con un tono apocalíptico, justifica la violencia y la barbarie (el todo vale), al asociar un concepto como “yihad” con la guerra como única solución, y eso parece atractivo para algunos jóvenes, según Garriga.

Asimismo, el profesor Medrano incidió en la crisis económica por la que atraviesa Europa, con una desigualdad cada vez mayor, donde, sobre todo, los migrantes de segunda generación buscan una redención, un cambio de vida que les haga limpiar sus pecados pasados, y, por ello, el proceso de radicalización es cada vez más corto.

“Ahora los terroristas son personas inestables sicológicamente, con problemas en su propio modelo de integridad, y en un plazo corto cambian su visión y hacen algo que ponga final a sus vidas, pero que dé sentido a todo lo anterior”, subrayó.

El horror socava al país de la libertad, igualdad y franternidad. El presidente francés, François Hollande, prolongó el estado de emergencia seis meses más y prometió seguir bombardeando al Estado Islámico en Irak y Siria.

“El terrorismo global convive entre nosotros. De ahí, la importancia de las políticas de prevención que tanto les cuesta aplicar a nuestros gobernantes. Sin ellas, el número de radicales seguirá aumentando y los centros de inteligencia y fuerzas de seguridad no se darán abasto para detectar y neutralizar a los terroristas. Será entonces cuando nos habrán ganado la batalla”, sentenció Garriga.

MINISTERIO DEL INTERIOR PIDIÓ ALTERAR INFORME

La policía municipal encargada de la videovigilancia la noche del atentado de Niza afirmó que el Ministerio del Interior francés la presionó para alterar el informe sobre la seguridad la noche del atentado, que dejó 84 muertos.

Desde que ocurrió la matanza, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve ha enfrentado críticas sobre la falta de seguridad el día de la matanza.

La agente, Sandra Bertin, dijo al periódico Journal du Dimanche que había sido “acosada durante una hora” por teléfono por un funcionario del Ministerio, después de que éste hubiera enviado a un auditor a verla.

Cazeneuve rechazó las “graves acusaciones” y dijo que interpondría una querella por difamación.

Según la policía, se le pidió que detallara la presencia de la policía local durante los fuegos artificiales del día de la Bastilla y también que especificara que “la policía nacional también había sido desplegada en dos puntos”.

“Quizá la policía nacional estaba ahí, pero yo no pude verlos en el video”, declaró Bertin al rotativo.

“Se me ordenó que introdujera (en el informe) posiciones específicas de la policía nacional que yo no había visto en la pantalla”, agregó la agente.

El jueves, el diario Libération informó que sólo un coche de la policía local custodiaba la entrada del paseo marítimo cuando  el atacante irrumpió con su camión en el Paseo de los Ingleses.

AFP

 

Entrada Anterior

Dólar en $18.81, este lunes en centros cambiarios del AICM

Siguiente Entrada

Hijos de parejas gay, los más afectados: Iglesia católica