Nacionales

Fotomultas, para quien contamine; Semarnat analiza su aplicación en julio

semarnatCiudad de México; 26 de Abril del 2016.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) analiza la utilización de radares en el Valle de México para identificar los vehículos más contaminantes y multar a sus dueños.

Excélsior pudo constatar que estos equipos ya son probados en calles de la Ciudad de México y del Estado de México.

De ocurrir su aprobación, en julio entraría en vigor esta medida, como parte de la Norma Emergente de Verificación Vehicular, que en los próximos días dará a conocer el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán.

La estrategia consiste en colocar sensores móviles en puntos estratégicos del Valle de México para medir, en operativos tipo alcoholímetro, la contaminación de vehículos en marcha y, en su caso, poder enviar a los domicilios la fotografía y el talón de pago de la multa correspondiente, que sería acumulable y en principio equivaldría a mil 720 pesos.

El sistema de radares que mide los gases contaminantes de los automotores no sustituiría al Programa de Verificación Vehicular.

Aun cuando los automovilistas paguen los derechos y sus vehículos pasen las nuevas pruebas en los verificentros, no quedarán exentos de ser multados en vía pública por los sensores móviles, si superan los límites estipulados.

Al igual que ocurre con la empresa dueña de los equipos que miden el exceso de velocidad, la operadora de los radares de gases contaminantes se quedaría con un porcentaje de las multas.

Cazarán vehículos que contaminen

Colocarán sensores en puntos estratégicos para detectar emisiones de unidades en marcha; a partir de julio enviarían a domicilio la sanción que en principio equivale a mil 720 pesos.

Las polémicas fotomultas del nuevo Reglamento de Tránsito fueron apenas el principio, ahora la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) pretende colocar sensores móviles en puntos estratégicos del Valle de México para medir en operativos tipo alcoholímetro la contaminación de vehículos en marcha y, en su caso, poder enviar a los domicilios la fotografía y el talón de pago de la multa correspondiente, que es acumulable y en principio equivaldría a mil 720 pesos.

La medida que podría causar controversia por tener un sesgo recaudatorio, cuando se vive una alerta ambiental por las altas concentraciones de ozono en la atmósfera, entraría en vigor a partir de julio como parte de la Norma Emergente de Verificación Vehicular, que en los próximos días dará a conocer el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán.

Aun cuando los automovilistas paguen los derechos y logren pasar las nuevas pruebas “blindadas contra la corrupción” de los verificentros para obtener su holograma y poder circular, no quedarán exentos de ser cazados en plena vía pública por los sensores móviles, que son calibrados de forma manual y que operarían con un contrato, donde la empresa prestadora del servicio se quedaría con un porcentaje del cobro de las multas.

Excélsior pudo constatar que ya se realizan ensayos con estos sensores móviles en distintos puntos de la Ciudad de México y el Estado de México, como ocurrió el martes pasado en la esquina de la avenida San Jerónimo con la avenida Luis Cabrera, en la delegación La Magdalena Contreras.

Con conos color naranja, personal asignado por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México reduce los carriles y obliga a los automovilistas a bajar la velocidad a poco más de 50 metros de una pequeña caseta rodante, donde está el centro de control.

A baja altura, de ambos lados de la calle, hay colocados lectores ópticos de rayos infrarrojos y ultravioleta que miden las emisiones contaminantes que salen del escape del vehículo y envían la información a una computadora. De frente, una cámara toma la fotografía de las placas de circulación, para tener el registro de cada unidad que pasa por el retén.

El pasado 13 de abril, Pacchiano advirtió que en julio se endurecerá el Programa de Verificación Vehicular, que será asegurado con tecnología de punta para evitar trampas en los verificentros, a los que ahora tendrán que acudir por igual autos particulares, transporte público de pasajeros y unidades con placas federales.

En entrevista con este diario el secretario detalló que eso permitirá que los vehículos que contaminan poco puedan circular diariamente y los que contaminan mucho tengan algunas restricciones.

En entrevista, Alejandro Díaz Arzate, representante de cuatro asociaciones de talleres automotrices con más de tres mil afiliados a nivel nacional, explicó que este tipo de sensores remotos o móviles fueron utilizados en países como China para identificar la flota vehicular más sucia y con base en los resultados emprender acciones, pero no como un estrategia permanente sino para hacer evaluaciones, previo a la puesta en marcha de programas de Verificación Vehicular, como el que ya existe en México.

El experto, con más de 40 años en el sector, detalló que las pruebas que realiza el sensor móvil no pueden ser equiparables con las que se hacen en los verificentros, porque con el equipo remoto se deja de lado la medición de oxígeno y el factor lambda, que es la relación aire-combustible.

Díaz Arzate, quien ha participado en demostraciones de campo de los sensores móviles, reconoció que las evaluaciones con los equipos remotos no son completamente efectivas, porque se tienen que cumplir ciertos requisitos, por ejemplo, que el vehículo circule a una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora, que el automovilista no suelte el acelerador cuando pase por los instrumentos de medición y que existan condiciones climatológicas favorables.

“Porque al ser un rayo el que penetra la estela de humo, si hay mucho viento se diluye; si hay lluvia, afecta los equipos y también bajan los contaminantes, entonces el sensor tiene que tener condiciones climatológicas y geográficas determinadas”, comentó.

La nueva Norma de Verificación Vehicular tendrá un carácter de emergente, por lo que la Semarnat buscará que después de seis meses de aplicación en el Valle de México se convierta en permanente y pueda extenderse al resto del país.

No se levanta medida

El secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, advirtió  que  aún no hay condiciones para anticipar el “levantamiento” del programa Hoy No Circula ampliado, para la Ciudad de México y su área conurbada.

Entrevistado por Adela Micha, para Grupo Imagen Multimedia, señaló que  “todavía tenemos niveles de concentración máxima por arriba de los 100 Imecas, pero  (las lluvias) sí han ayudado a mantenernos por debajo de los 150 puntos”.

La decisión de adelantar su fin, dijo, “dependerá de las condiciones atmosféricas”, aunque advirtió que  el pronóstico “es que vamos a regresar a esas épocas de calor, con alto niveles de radiación, que desafortunadamente son precursores de ozono”.

Pero, agregó el funcionario federal, “en cuanto existan las condiciones, tomaremos la decisión, en la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), de si se levanta o no la medida de manera anticipada”.

Excelsior

Entrada Anterior

Pareja de buitres gay adopta huevo rechazado por hembra en zoológico

Transformación de Veracruz con Héctor Yunes
Siguiente Entrada

Transformación de Veracruz con Héctor Yunes