Cultura

Exhiben obra del pintor José García Ceja en Córdoba

pinturasCórdoba, Ver; 19 de Enero del 2016.- Luego de un proceso de restauración por un periodo de seis meses en el Centro Nacional de Conservación y Registro de Patrimonio Artístico Mueble (CENCOPRAM), con una inversión cercana a los 200 mil pesos, un paquete de 16 obras del reconocido pintor cordobés José García Ocejo se exhiben en la Sala Hermilo Novelo de la Casa de la Cultura de este municipio.

En la colección destacan óleos, dibujos en papel y carbón, mostrando cuadros como Abrazo (Nacimiento de Venus), Tango, Teatro de la Resurrección, La Mulata de Córdoba, de la serie Veracruz, y Oración Caribeña, entre otras.

El director de Casa de Cultura de Córdoba, Raúl Tovar Hernández, destacó que las obras forman parte de una amplia colección donada por el artista en 1988, la cual se deterioró por efectos del tiempo, y fueron restauradas por el IVEC.

Expresó que el sello de García Ocejo se plasma en el arte fantástico, encaminado hacia la mitología clásica como las ninfas, minotauros, centauros y pegasos; también se inspira en la música italiana, la ópera y, desde luego, de Agustín Lara.

El proceso de restauración incluyó mecánica general y limpieza físico-química de las capas pictóricas, desmontaje de bastidores y marcos para reponerlos por nuevos, integración de piezas de soporte como cuñas y grapas, además de reintegración de pintura en zonas abrasionadas y barnizado de protección para su mejor conservación.

García Ocejo, quien nació el 14 de junio de 1928 en Córdoba, es una figura única en la pintura mexicana contemporánea, de franca ruptura con la escuela nacionalista de México. Recurrió al erotismo, a la mitología o a la música como sus principales temas para construir un trabajo muy personal.

Ha expuesto, de manera individual, en más de tres ocasiones, en el Museo del Palacio de Bellas Artes (México). Fue distinguido por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y Le Comité di Terra Santa de Milán en 1968, para realizar una obra de mosaico en la Basílica de la Anunciación de Nazareth, Israel.

Su trabajo ha sido ampliamente reconocido: Premio Elías Sourasky de la Exposición Solar, organizada por el INBA, y el Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada en México, en 1968. Premio Nacional de Arte, en 1978. Formó parte del Sistema Nacional de Creadores Artísticos en 1993 y 1997. Medalla de las Artes, en 2006, que le concedió la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

CD/GL

Entrada Anterior

Viable que ayuntamientos cambien sus luminarias: diputada Pontón Villa

Siguiente Entrada

Van al rescate de las muñecas de trapo