Nacionales

Excélsior cumple hoy cien años

Ciudad de México; 18 de Marzo del 2017.-  El Periódico de la Vida Nacional celebra hoy un siglo de vida. En su primer centenario, los nuevos tiempos llegaron para Excélsior y apenas son el comienzo.

Ligado a la televisión, radio e internet, este diario, que en sus páginas escribe y retrata la crónica de México y del mundo, como lo ha hecho a partir del 18 de marzo de 1917, ahora es parte de un novedoso concepto multimedia, donde sus contenidos son consumidos por los nativos digitales a través de smartphones, computadoras y tablets.

Desde enero de 2006, Grupo Imagen –al que pertenece Excélsior–, hizo posible que el diario, uno de los símbolos del periodismo mexicano, renaciera.

Rescató para sus lectores la fuerza de la noticia oportuna, fresca. Modernizó su formato para agilizar la lectura, sin perder la presencia de plumas plurales, característica del diario, con el sello de un periodismo sin estridencias.

Hace 11 años, cuando el empresario Olegario Vázquez Raña decidió rescatar al periódico Excélsior, y su hijo, Olegario Vázquez Aldir, vio el activo que representaba el periodismo responsable publicado históricamente en estas páginas, el objetivo fue crear un concepto multimedia, moderno, ágil, audaz, que está a la vista.

A cien años de su fundación, Excélsior es mucho más que solamente el diario impreso que fundó Rafael Alducin. El Periódico de la Vida Nacional converge ahora con plataformas digitales, como Excélsior TV, Imagen Radio, en la red informática mundial con el cabezal del rotativo, y más recientemente con Imagen Televisión.

El anhelo acariciado por Alducin, de ver en lo más alto a su diario, es realidad en su centenario.

EXCÉLSIOR SIGUE A LA VANGUARDIA; PRIMEROS 100 AÑOS

Revitalizado, El Periódico de la Vida Nacional, referente mundial de la prensa mexicana en el siglo XX, amplifica su valor histórico y sus contenidos son consumidos en tiempo real a través de smartphones, computadoras y tablets

Los nuevos tiempos llegaron para Excélsior ahora que cumple 100 años de vida, y apenas son el comienzo.

Estrechamente ligado a la televisión, radio e internet. El Periódico de la Vida Nacional, que en sus páginas escribe y retrata la crónica de México y el mundo, como lo ha hecho a partir del 18 de marzo de 1917, ahora es parte de un novedoso concepto multimedia, donde sus contenidos son consumidos a través de smartphones, computadoras y tablets.

Desde enero de 2006, Grupo Imagen —al que pertenece Excélsior—, hizo posible que el diario, uno de los símbolos del periodismo mexicano, renaciera. Rescató para sus lectores la fuerza de la noticia oportuna, fresca; modernizó su formato para agilizar la lectura, sin perder la presencia de plumas plurales, característica del diario, con el sello de un periodismo sin estridencias.

Hace 11 años, cuando el empresario Olegario Vázquez Raña decidió rescatar al periódico Excélsior, y su hijo, Olegario Vázquez Aldir, vio el activo que representaba el periodismo responsable publicado históricamente en estas páginas, el objetivo fue crear un concepto multimedia, moderno, ágil, audaz, que está a la vista.

A 100 años de su fundación, Excélsior es mucho más que solamente el diario impreso que fundó Rafael Alducin. El Periódico de la Vida Nacional converge ahora con plataformas digitales como Excélsior TV, Imagen Radio, en la red informática mundial con el cabezal del rotativo y más recientemente con Imagen Televisión.

En sinergia con estas plataformas, el rotativo recibió un impulso como nunca en su historia y aprovechó las tecnologías emergentes para tener un lugar entre los consumidores de información en tiempo real.

En los últimos años el portal de Excélsior aparece cotidianamente en el top five de comScore, líder en la medición de consumo online digital, lo que muestra cómo un medio impreso que hizo época en el siglo XX es capaz en el siglo XXI de convertirse en uno de los preferidos entre los millennials.

La historia de Excélsior solamente como vehículo informativo es apasionante.

Consultar su acervo documental permite entender a detalle la evolución de un país eminentemente rural de principios del siglo pasado, que dejó atrás la lucha armada por el poder y fue construyendo leyes e instituciones, entre las que está este diario.

La información acumulada del periódico está en su Centro de Documentación y, más que un tesoro de papel y tinta monumental, ésta se presenta como un suculento legado de investigación que tienen al alcance de las manos las nuevas generaciones de mexicanos.

En la lectura de las páginas impresas de Excélsior en sus 36 mil 354 ediciones  —incluida la del aniversario, este 18 de marzo de 2017—, se dilucida el camino que ha seguido México en los últimos 100 años, hasta nuestros días, donde se alza como una potencia media de carácter industrial.

En el archivo, en instantes se puede pasar de las páginas del siglo XX a información sobre los hombres que han cambiado al mundo, como Steve Jobs y su iPhone; Bill Gates con su Windows o Mark Zuckerberg, padre de Facebook.

INNOVACIÓN EDITORIAL

La modernidad en la que Grupo Imagen insertó a Excélsior desde 2006 ha detonado que el legendario periódico, uno de los referentes internacionales del periodismo mexicano, se convierta en un ejemplo de innovación editorial, de diseño y presencia informativa.

El anhelo acariciado por Alducin de ver en lo más alto a su diario, es realidad en su centenario: El Periódico de la Vida Nacional ahora forma parte de un conjunto de entidades informativas que, aunque convergen y compiten simultáneamente, cada una de ellas tiene su espacio y su público, complementándose en un todo armónico, que desplaza información veraz y oportuna en tiempo real a través de patrones multimedia.

Excélsior, conceptualizado desde su origen como un periódico tipo The New York Times, donde su vértice fue reflejar los hechos, ponderar la información política y animar el debate de ideas, no claudicó en mantener intacto el rigor que impone la responsabilidad de informar y formar opinión.

El editorial del primer día de vida de este diario, titulado “Al comenzar”, normó un criterio que está vigente en
Excélsior. “Se ha proclamado que sin libertad no hay régimen democrático. La libertad, sin embargo, impone una responsabilidad correlativa: la responsabilidad. Sólo es digno verdaderamente de ser, el que sabe responder del uso que hace de esa facultad”.

Alducin, propietario de Revista de Revistas, publicación que apareció en 1910, que él adquirió en 1915 y a partir de la cual nació Excélsior, logró convocar a los más destacados periodistas de la época. Entre ellos a Rodrigo de Llano, quien desde Nueva York convirtió a El Periódico de la Vida Nacional en la ventana de México en el mundo y además fue director del periódico en dos etapas, 1924-1929 y 1931-1963, año en que murió.

Como director de Excélsior, De Llano consolidó el sentido global del diario, fue el artífice de su enorme expansión.

Con el objetivo de mantener información oportuna, lo que hoy sería el equivalente al tiempo real, en 1936 y 1939 aparecieron las ediciones de Últimas Noticias, primera y segunda edición; compró en Taxqueña terrenos donde planeaba construir un complejo editorial, que hoy es realidad con las modernas instalaciones de Avenida Universidad 2014 donde está Ciudad Imagen y desde donde opera la redacción de este diario desde el pasado 1 de octubre de 2016.

LA MULTIMEDIA

Rodrigo de Llano convirtió a Excélsior en referente mundial de la prensa mexicana. El Periódico de la Vida Nacional fue cuna de los más famosos e influyentes periodistas como Julio Scherer García y Manuel Becerra-Acosta, quienes emigraron en 1976 de Reforma 18 para fundar otros medios, que vitalizaron la competencia; a su vez esos periodistas fueron maestros de otros, como el actual director editorial de
Excélsior, Pascal Beltrán del Río, y Gerardo Galarza, director adjunto del diario.

Los primeros pasos para la multimedia se dieron a partir del 19 de marzo de 1924. Desde Bucareli 17 se lanzó al aire la estación CYZ de Excélsior. La nueva radiodifusora fue entonces la más potente de América Latina. Desde el 23 de enero de 1948, el noticiero nacional Actualidades de Excélsior se comenzó a transmitir en las principales salas de cine del país. Manuel Becerra-Acosta, otro de los fundadores del diario y director de éste entre 1963 y 1968, fue el encargado de esa empresa, entonces en ciernes.

En 1954, con una plantilla editorial de élite, El Periódico de la Vida Nacional se convirtió en precursor de los noticieros televisivos. Ese año tuvo un noticiario en el canal 2, entonces de Telesistema Mexicano, hoy Televisa, llamado Noticiero Excélsior.

En la década de los sesenta, el diario llevó su prestigio a la radio. En la XEW y sus repetidoras en todo el país transmitía el informativo Excélsior de Medianoche y también en las cinco estaciones de Núcleo Radio Mil.

La experiencia que desde 2003 obtuvo Grupo Empresarial Ángeles, a partir de la compra de Grupo Imagen, la adquisición de nuevas estaciones en varias ciudades del país y la reconfiguración de Imagen Informativa, su estación de radio, abrió camino para que tres años después, en 2006, empezara la revitalización de
Excélsior, membrete editado por una sociedad cooperativa que llevaba más de cinco años con severos problemas financieros que pusieron al diario al borde de la desaparición.

En mayo de 2007 entró al aire el canal 28 de televisión, llamado Cadena Tres, que se transformó a partir del 2 de septiembre de 2013 con el surgimiento de Excélsior TV, también transmitido por televisión de paga; el 11 de marzo de 2015 obtuvo la concesión de la primera frecuencia digital para televisión abierta con 123 estaciones, que entró al aire el 17 de octubre de 2016, además de su presencia en Facebook  y Twitter, en las que incide la información multimedia del diario.

Al inicio del milenio, en la primera alternancia política que vivió el país, desde 1929, El Periódico de la Vida Nacional entró en un laberinto de obsolescencia. Seis años después, Grupo Imagen apostó por el prestigio acumulado del diario, con todos sus matices, y perfiló la inercia histórica de su poderoso nombre —palabra del latín que quiere decir siempre hacia arriba.

Si hace una centuria la aparición de Excélsior cambió la forma de hacer periodismo en México, hoy la consolidación del diario como parte de un grupo multimedia hace que su valor histórico se amplifique por distintas plataformas.

Si hace 100 años El Periódico de la Vida Nacional se distinguió por introducir modernas técnicas en la impresión del diario y también creó una mancuerna indisoluble: publicar información de interés público y anunciar mercancías diversas, con lo cual consiguió la multiplicación de lectores, que a su vez eran potenciales consumidores de bienes y servicios, ahora Excélsior sigue a la vanguardia.

En esta nueva circunstancia, el diario mira de frente al futuro de las comunicaciones y encara sin prejuicios el reto que representa competir en las distintas plataformas digitales para ir a la conquista de los millennials, que avanzan rápidamente en la franja donde se toman las decisiones políticas y económicas.

Cierto de que la verdadera revolución es la transformación, sin dejar de reconocer la más pura y llana tradición periodística que tiene, Excélsior se zambulle por completo en nuevas técnicas informáticas, donde empieza a escribir una nueva historia.

EXCELSIOR

Entrada Anterior

Contratos en Ronda Uno con inversiones por 34,000 mdd

Siguiente Entrada

Revolución en Cumbre Tajín