Ciencia de la Salud

EU aprobó el uso de edición genética en humanos que podría combatir el cáncer

geneticaCiudad de México; 27 de junio del 2016.- Ahora que un panel de asesores federales de E.U.A. ha aprobado el uso del método de edición genética CRISPR para un estudio, los científicos están un paso más cerca de utilizarla.

Los científicos de la Universidad de Pennsylvania, están buscando utilizar las técnica CRISPR-Cas9 para crear células T alteradas – leucocitos que juegan un rol importante en nuestro sistema inmunitario – que sean más efectivos para combatir las células cancerígenas en pacientes con melanoma, sarcoma y mieloma múltiple.

En la etapa temprana del ensayo de dos años, los investigadores utilizarán un proceso llamado Tratamiento CAR de células-T en 18 pacientes. El equipo extraerá las células T de los pacientes, las editarán genéticamente utilizando CRISPR – que permite a los científicos cortar, copiar y pegar fragmentos seleccionados del ADN de forma efectiva – y después las reinyectará en los sujetos, en donde esperan que destruyan células tumorales.

Aunque este nuevo enfoque – que busca desarrollar un nuevo tipo de inmunoterapia utilizando tecnología de edición genética – suena prometedor, los investigadores saben que aún es un tratamiento experimental y su funcionamiento no está garantizado.

Otra preocupación son las implicaciones éticas de dar luz verde al uso de CRISPR en humanos, algo que algunos temen abra la caja de Pandora que conllevará en manipulaciones genéticas sin garantía y cosas como ‘bebés de diseño’.

En cualquier caso, los investigadores deberán conseguir aprobación de otras organizaciones antes de poder comenzar el estudio – incluyendo de la Administración de Medicamentos y Alimentos de E.U.A. (FDA) y los centros médicos donde serán llevadas a cabo las pruebas. Por lo que pasará algo de tiempo antes de que el ensayo vea la luz del día.

zocalo.com.mx

Entrada Anterior

Ya podrás agregar stickers a tus fotos de Twitter

Siguiente Entrada

Pánuco, municipio transparente: IVAI