Internacionales

Escudos humanos e incendios, la contraofensiva de ISIS en Mosul

sufrirGinebra; 22 de Octubre del 2016.-  Estado Islámico (EI) está recurriendo al uso de escudos humanos y al incendio de yacimientos de azufre y petróleo para intentar contrarrestar la ofensiva en su contra en la ciudad de Mosul, su último bastión en Irak.

Los militantes han capturado a 550 familias de pueblos en los alrededores de Mosul y las ubicaron cerca de sus bastiones en la ciudad iraquí, probablemente para utilizarlos como escudos humanos, dijo una portavoz de la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas.

Estamos seriamente preocupados por los reportes de que ISIL esté usando a civiles en Mosul y sus alrededores como escudos humanos mientras las fuerzas iraquíes avanzan, manteniendo a los civiles cerca de sus oficinas o lugares donde están ubicados los combatientes, lo que podría resultar en víctimas civiles, dijo el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, en un comunicado.

Hay un peligro serio de que combatientes de ISIL no sólo usen a personas vulnerables como escudos humanos, sino que puedan optar por matarlas en lugar de liberarlas”, agregó.

Fuerzas iraquíes y kurdas, con apoyo aéreo y terrestre de la coalición liderada por Estados Unidos, están realizando operativos para capturar territorio alrededor de Mosul, en preparativos para una ofensiva sobre el último gran bastión de los yihadistas en Irak.

Tras citar “información corroborada” de contactos locales, la portavoz Ravina Shamdasani dijo que 200 familias fueron forzadas a caminar a Mosul desde el pueblo de Samalia el 17 de octubre y que otras 350 dejaron Najafia hacia Mosul el mismo día.

Esto parecería indicar que la razón para estos movimientos es usarlos para el propósito de escudos humanos”, agregó.

La oficina también estaba investigando “información corroborada” de que militantes de Estado Islámico mataron a 40 civiles en un pueblo afuera de Mosul, pero no dio detalles.

Zeid dijo que Irak debe respetar la ley internacional cuando revisa a los civiles que dejan áreas controladas por Estado Islámico, un trabajo que sólo debería hacer el Ejército y la policía.

Estamos instando a las autoridades iraquíes a tomar todas las medidas necesarias para evitar que grupos armados que operan junto con las fuerzas de seguridad iraquíes realicen cualquier ataque de represalia contra civiles que huyen de ISIL”, agregó.

VISITA SORPRESA

El secretario de Defensa estadunidense, Ashton Carter, llegó hoy a Bagdad en una visita sorpresa, en el sexto día de la ofensiva para recuperar Mosul.

La televisión oficial Al Iraquiya informó del aterrizaje de Carter en la capital iraquí, procedente de Ankara, donde efectuó una visita oficial para tratar con el Gobierno turco la lucha antiterrorista.

Está previsto que Carter se reúna hoy con el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, y otros responsables y líderes de seguridad del país para debatir sobre las últimas novedades en la guerra contra el EI y la actual ofensiva sobre Mosul.

Asimismo, según la televisión, las conversaciones también girarán en torno al papel de Turquía en la batalla por arrebatar al EI su último gran bastión en Irak.

En su visita de ayer a Ankara, Carter señaló que Estados Unidos quiere contar con Turquía en las operaciones contra el EI, si bien aún se elaboran los detalles de esta participación.

El punto más polémico en las relaciones turco-estadunidenses es el rol de las milicias kurdas YPG en Siria: para Washington son su más firme aliado en la lucha contra el EI, mientras que para Ankara se trata de una organización terrorista por sus vínculos con la guerrilla kurda de Turquía, el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).

El pasado 28 de septiembre, Estados Unidos aceptó una petición del Gobierno iraquí para aumentar el número de instructores y asesores militares que tiene destacados en ese país antes de iniciar la ofensiva sobre Mosul.

En abril, Carter anunció en Bagdad que su país enviaría más soldados y helicópteros de ataque Apache a Irak para apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes en la lucha contra el EI.

Según fuentes del Departamento de Defensa estadunidense, el número de soldados adicionales enviados estaba en torno a 200 efectivos, con lo que el número de militares norteamericanos destacados en Irak supera los 4 mil.

YIHADISTAS CONTRATACAN CON INCENDIOS

Los yihadistas incendiaron hoy una fábrica y un almacén de azufre pertenecientes al yacimiento de Al Meshraq, en la zona de Al Qayara, unos 55 kilómetros al sur de Mosul, capital de la provincia de Nínive.

El alcalde de la comarca de Al Qayara, al sur de la urbe, Saleh al Yaburi, informó a Efe de que el incendio en la fábrica y el almacén causó la emisión de “gases venenosos” y provocó “asfixia a los habitantes de las zonas cercanas”.

Asimismo, Al Yaburi señaló que Al Qayara “está totalmente contaminada” después de que los extremistas quemaran yacimientos petroleros antes y después de la liberación de la comarca por parte de las fuerzas iraquíes, el pasado 25 de agosto.

Las autoridades advirtieron de una posible “catástrofe humanitaria” y de que si los incendios continúan, los casos de asfixia podrían aumentar en las próximas horas.

Por su lado, el director de la Defensa Civil en la Provincia de Nínive, Mohamed Abdelqader, dijo que llegaron diez equipos de bomberos con grandes camiones para apagar el incendio.

En cuanto a los habitantes de la zona, el director del sector sanitario en la comarca de Al Qayara, Jairi Awad al Jafaye, dijo a Efe que hay cientos de casos de personas que sufren asfixia por el incendio.

Al Jafaye precisó que ocho de ellas están en estado grave y han sido trasladadas a hospitales en la ciudad de Erbil, en la región autónoma iraquí de Kurdistán.

Los yihadistas del EI han incendiado en los últimos meses muchos pozos de crudo cercanos a Mosul, con el objetivo de dificultar la visibilidad de los aviones de guerra enemigos con el humo que sale de los mismos y para frenar el avance de las tropas iraquíes.

COMBATESS EN KIRKUK

El número de fallecidos en los enfrentamientos entre los yihadistas y las fuerzas de seguridad iraquíes y kurdas en la ciudad de Kirkuk (norte), aumentó hoy a 50, la mayoría de ellos miembros de las tropas gubernamentales.

Una fuente de seguridad dijo que los choques, que comenzaron ayer y continúan hoy, provocaron también 140 heridos.

Las víctimas fueron trasladadas a los hospitales de Kirkuk, situada unos 170 kilómetros al sureste de Mosul, objetivo de una ofensiva de las fuerzas iraquíes y kurdas.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, ordenó hoy enviar más refuerzos a Kirkuk, informó en un comunicado la oficina del mandatario.

Ayer ya fueron enviados a la zona refuerzos procedentes de varias ciudades de la vecina región autónoma del Kurdistán iraquí.

Decenas de combatientes del EI lanzaron ayer un ataque contra el sur de Kirkuk y se hicieron con el control de varias comisarías de Policía, en mitad de los enfrentamientos que causaron medio centenar de fallecidos.

El asalto yihadista se concentró en los barrios meridionales de Wahed Jazeirán, Domish y Midaa -en la zona sur de Kirkuk, en el camino hacia la localidad de Hawiya-, así como en una planta eléctrica al oeste de Kirkuk, donde perecieron al menos 16 trabajadores.

Hoy es la sexta jornada de la ofensiva para conquistar Mosul, emprendida por las fuerzas iraquíes y kurdas, cuyo objetivo es expulsar al EI de su principal plaza en Irak, que controla desde junio de 2014.

Excelsior

Entrada Anterior

Asiste Adriana Maass al séptimo informe de José Talarico Ochoa

Siguiente Entrada

Invitan al V Festival de Globos de Papel de China en Zozocolco