Finanzas

El peso mexicano esquiva el golpe durante la toma de posesión de Donald Trump

Ciudad de México; 20 de Enero del 2017.-   El Día D para el peso había llegado. Donald Trump juraba su cargo como presidente de Estados Unidos y el mercado de divisas estaba atento desde el comienzo de la mañana a cualquier señal del republicano que afectara a la economía de México.

En su habitual tono populista Donald Trump habló en su discurso de investidura de la nueva visión con la que gobernará el país: “Desde este día sólo será ‘América primero’. Cada decisión en comercio, impuestos, inmigración o asuntos exteriores, tendrá el objetivo de defender a los ciudadanos y trabajadores estadounidenses”, dijo el 45° presidente de los Estados Unidos. Después de haberse mantenido al alza en el día, el peso experimentaba un leve retroceso durante la intervención de Trump que le llevaba después a recuperar la tendencia alcista hasta las 21,62 unidades por dólar pasado el mediodía en la categoría interbancaria, lo que supone una mejoría de 1,54% respecto a la cotización de la jornada anterior. En ventanilla bancaria el billete verde alcanzaba los 21,90 pesos a la venta, según el banco privado Citibanamex.
 El comportamiento errático que tuvo la moneda mexicana se debe a la vaguedad del discurso de Trump según los analistas. Para Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base, es necesario esperar a ver qué hace la nueva administración durante el primer mes de mandato en cuanto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio y a las medidas arancelarias que pudiera imponer a México el nuevo presidente. “En el discurso no anunció ningún decreto y se limitó a referirse a “América Primero”. ¿Será esto señal de un mandato débil y con solo demagogia? Ojalá que sí. El comportamiento del peso hoy muestra cuánto depende nuestra divisa de lo que diga o deje de decir Trump” afirma la directora de análisis de Banco Base.

Desde Banco Base, sin embargo, no descartan una desaceleración económica para México en 2017, un mayor contagio del tipo de cambio a la inflación y que el Banco de México suba las tasas de interés en su próxima reunión del 9 de febrero entre 25 y 50 puntos básicos, algo en lo que concuerdan Monex y Barclays–actualmente su tasa de referencia se ubica en 5,75%-.

Según Marco Oviedo, jefe de Investigación Económica para América Latina de Barclays, el comportamiento del peso responde a un cambio en el discurso de Trump. “No mencionó específicamente México y eso el mercado lo tomó bien. No mencionó el muro y fue menos agresivo, combinado con declaraciones de su equipo como las que hizo Ross que confirmó que renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría ser un acuerdo beneficioso para las dos partes”.

Oviedo señala que habrá que esperar a la reunión que mantendrá el equipo de Trump con el secretario de Exteriores, Luis Videgaray, la próxima semana en Washington para comprobar en qué punto se encuentra la relación de los dos países: “Hay mucho espacio para renegociar [el TLC] y que sea beneficioso”. Según el jefe de Investigación Económica de Barclays “Pasar del dicho al hecho en la relación de Estados Unidos y México es más complicado de lo que decía Donald Trump”.

ELPAIS

Entrada Anterior

El Estado Islámico perdió en 2016 casi un cuarto de su territorio

Siguiente Entrada

El regalo de Melania que incomodó a Michelle Obama