Medios SocialesTecnologia

El hombre que le rogó inútilmente a Mark Zuckeberg que lo dejara usar el nombre littergram

litergramLondres, Ing;  29 de Abril del 2016.-  Instragram le ordenó al dueño de una app para reportar basura en las calles que cambie de nombre.

La app se llama littergram (algo así como “basuragram”), e invita a las personas a tomar fotos de basura tirada en la vía pública y enviarlas a las autoridades municipales a cargo del aseo.

Su dueño, Danny Lucas, le había mandado un video a Mark Zuckerberg -creador de Facebook y dueño de Instagram, compañía que compró en 2012 por US$1.000 millones- pidiéndole que no “matara” su proyecto.

Pero abogados de la red social para compartir fotos dijeron que el nombre era “inaceptable”.

Lucas, de 48 años y natural de Kent (en el sur de Inglaterra) intentó registrar su marca en diciembre de 2015 y se ha reunido con abogados Instagram para explicar en qué consiste su campaña.

Su misión, sostiene, es hacer de botar basura en la calle un comportamiento tan censurable como manejar ebrio, así como educar a los niños.

Tres a seis meses

En el video a Zuckerberg, Lucas le dice que cambiar su marca sería “destruir toda nuestro ingenio y trabajo duro”.

Bristow, el bufete de abogados que asesora a Instagram, le envió una carta en la que le dice que entiende los objetivos sociales de littergram y aprecia el tiempo y dinero que ha invertido en la app, pero que el nombre “sigue siendo inaceptable”.

El bufete alega que la marca usa y depende de las redes sociales y que no puede permitir que se utilice “en relación con servicios que son centrales a su mundialmente reconocidas actividades en esta área”.

Los abogados le dieron de tres a seis meses para dejar de usar el nombre.

Similares

Lucas dice que creó la app sin fines de lucro después de mandarle “postales” de fotos de basura en las calles a alcaldías en 2014.

Un portavoz de Facebook afirmó que sus motivos son admirables. Aseguró que habían entablado un diálogo para explorar maneras en que pudiera tener una app que operara de forma lo suficientemente diferente a Instagram, de modo que no violara sus derechos como marca registrada.

Pero al final Facebook concluyó que littergram era una app para compartir fotos que funcionaba de manera muy similar a Instagram y Facebook, razón por la cual le pidieron que cambiara de nombre.

La red social señaló que esperaba alcanzar un acuerdo sin tener que llevar el caso a los tribunales.

BBCMundo

Entrada Anterior

Veracruzanos perciben ganador a Héctor Yunes

Siguiente Entrada

México, segundo país más ‘chelero’ de América Latina