Internacionales

El Gobierno y las FARC firman el acuerdo de paz

pazColombia; 27 de Septiembre del 2016.-  “La paz de Colombia es la paz de nuestra América y de todos los pueblos del mundo”, dijo ayer Rodrigo Londoño “Timochenko”, líder de las FARC, luego de estampar con el “balígrafo” (bolígrafo armado con una bala disparada en la guerra) su firma —junto a la del presidente colombiano Juan Manuel Santos— en el acuerdo que pone fin a más de cinco décadas de conflicto bélico.

“Este tratado de paz es también una victoria de la sociedad colombiana en su conjunto y de la comunidad internacional. Sin ese amplio respaldo popular no estaríamos frente a este magnífico acontecimiento en la historia de este país”, advirtió desde el podium colocado en el Patio de Banderas del Centro de Convenciones de Cartagena de Indias.

Reconoció también la labor de Santos, “valeroso interlocutor”, para llegar a este momento, y asumió su responsabilidad al pedir, en nombre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC),  el perdón de “todas las víctimas del conflicto”.

Apenas concluyó con la frase, los asistentes a la ceremonia aplaudieron al interlocutor que minutos antes habló sobre la idea, el sueño, de que otras naciones en el mundo se sumen a este proyecto de paz, como es el caso de Siria, donde las bombas no han podido ser silenciadas y el sufrimiento de la población no termina.

También con un clamor por la paz, el presidente  Juan Manuel Santos destacó que “la mejor noticia en medio de un mundo convulsionado por los conflictos, por la intolerancia, por la guerra”.

“Hoy al firmar el acuerdo de terminación del conflicto con las FARC, decimos esperanzados, ha sido un surco de dolores, de víctimas, de muertes, pero hemos logrado levantarnos para decir ¡el bien germina ya, la paz germina ya!”.

Santos reconoció el trabajo de los comandantes de la guerrilla en la mesa de negociación y destacó que “trabajaron con dignidad” para llegar a este momento en que el mundo se suma con regocijo hacia un  esperanzador futuro.

Entre los más de dos mil 500 invitados de honor, jefes de Estado, representantes de otras naciones y los compañeros que acompañaron las negociaciones, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, destacó: “Ustedes pueden mirar el futuro con mucho optimismo, ustedes están invitando a los colombianos a que pasen un futuro en paz. ¡Viva Colombia en paz!”.

Camino a la democracia

La firma del acuerdo sólo es el comienzo de una nueva Colombia, coincidieron al señalar Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño “Timochenko”, ahora viene algo igual de importante: el momento de la reconstrucción del país.

“Timochenko” resaltó que habrá que trabajar en conjunto para lograr que los sueños de los colombianos se hagan realidad, haciendo de lado las armas y el espanto que genera la guerra, para dar paso a la igualdad de condiciones para todos los habitantes de la nación.

Juan Manuel Santos aplaudió que las FARC se integren a la sociedad como una fuerza política, asumiendo la idea de “cambiar las balas por los votos, las armas por las ideas”, pero también cumpliendo los diversos puntos que se establecen en el acuerdo. Y en ese sentido, se comprometió a defender su derecho a exponer su ideología.

Agregó que el acuerdo firmado, “es más que un silenciamiento a los misiles, es un acuerdo que nos hará llevar más bienestar a los campesinos, fortalecer nuestra democracia y sistema participativo, lucha contra el narcotráfico (sustitución de cultivos); es un acuerdo que tendrá dividendos positivos en la protección por nuestro medio ambiente y los recursos naturales”.

El presidente colombiano destacó que muchos recursos que antes se destinaba a la guerra ahora podrán ser empleados en programas de salud, en trabajar por la seguridad de los colombianos, “¿cuántas vidas se salvarán? Ese solo hecho justifica este acuerdo de paz. ¿Cuánto más podremos invertir en nuestros campesinos, cuántos turistas llegarán? Colombia se prepara para aprovechar su máximo potencial”.

EL DATO

Lo que viene

El próximo domingo 2 de octubre la voz la tendrán los colombianos, cuando se realice el plebiscito en el que tendrán que decir  “sí” o “no” a la paz.

El Ejército de Liberación Nacional —la segunda guerrilla del país— ya se ha comprometido a frenar los ataques (ofensivos) para que los ciudadanos puedan acudir a expresar su opinión con tranquilidad.

SABER MÁS

Algunos detalles

• El “Himno a la alegría” fue elegido para cerrar la ceremonia, un canto a la esperanza en esta nueva era.

• El acuerdo se firmó ante unos dos mil 500 invitados, entre ellos líderes de 15 países, a quienes se les pidió vestir de blanco como símbolo de paz.

• Ayer por la mañana, unas 500 personas se manifestaron en rechazo a la firma del acuerdo de paz, entre ellas el senador y ex presidente Ãlvaro Uribe.

• Alrededor de dos mil 600 efectivos de la fuerza pública fueron desplegados para proteger la ceremonia.

• Juan Manuel Santos y “Timochenko” agradecieron especialmente a Cuba, Noruega, Venezuela, Chile y las Naciones Unidas por hacer posible este hecho.

• El conflicto en Colombia con las FARC duró más de cinco décadas. Se estima que 220 mil personas murieron y más de cinco millones fueron desplazadas.

ELINFORMADOR

Entrada Anterior

Especies de México en peligro; un grito de desesperación

Siguiente Entrada

Se suma DIF a acciones preventivas contra el embarazo en adolescentes