Nacionales

El Distrito Federal se resiste al adiós

ciudaddemexicoCiudad de México; 15 de Agosto del 2016.– Dicen que el que tarda en despedirse pocas ganas tiene de irse…

Pese a que con la promulgación de la Reforma Política de la Ciudad de México, hace más de seis meses, la denominación Distrito Federal dio paso oficialmente a Ciudad de México para referirse a la entidad federal autónoma sede de los Poderes de la Unión, esta denominación continúa vigente en el uso cotidiano de los capitalinos.

Ya sea en el plano formal, como en el nombre de distintas dependencias de gobierno y órganos autónomos, o en usos más comunes, como las direcciones electrónicas de las secretarías, sus perfiles de redes sociales, la nomenclatura de las calles e incluso publicidad enfocada en la capital del país, es habitual el uso de la designación Distrito Federal y sus muy reconocidas siglas.

El gobierno capitalino ha impulsado el uso de su imagotipo CDMX en sustitución de DF y en los últimos meses su utilización ha tomado fuerza, aunque se trata de una Marca Ciudad registrada, sujeta a pago por su explotación comercial.

Ya el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, había indicado en el marco de la promulgación de la Reforma Política, el pasado 29 de enero, que el cambio en la denominación a Ciudad de México para efectos de material y papelería oficial sería gradual para evitar gastos al erario no contemplados. La fecha fatal para dejar de emitir documentación con la denominación Distrito Federal o sus siglas será 2018, una vez que se instale el Congreso de la Ciudad de México, se elija al Jefe de Gobierno y a los alcaldes de las demarcaciones territoriales.

El diputado local José Encarnación Alfaro Cázares, presidente de la Comisión Especial para la Reforma Política de la Ciudad de México, explicó que el artículo 12 transitorio del decreto señala que en tanto no se oficialice la aprobación de la Constitución “todo lo que sea referido al Distrito Federal se entenderá como de la Ciudad de México”.

Puso como ejemplo el caso de los talones de pago que se fechen en el Distrito Federal, los cuales continuarán siendo válidos hasta 2018.

En entrevista con Excélsior, el legislador priista consideró necesario incentivar el uso de la nueva denominación de la capital del país, puesto que tomará tiempo eliminar al DF para identificar a la entidad en el plano informal.

Indicó que en el caso del nombre de los órganos de gobierno, como la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y los autónomos, como la Comisión de Derechos Humanos del DF, sería necesario modificar el Estatuto de Gobierno, a través de la Cámara de Diputados.

Tanto la ALDF como esos institutos derivan de un orden legal que está en el Estatuto de Gobierno. Fue aprobado por el Congreso de la Unión y ahí se le llama Asamblea Legislativa y se establece su naturaleza”, detalló Alfaro Cazares.

Refirió que el Grupo Parlamentario del PRI estudia incluir al inicio del periodo ordinario un punto de acuerdo para solicitar al Congreso de la Unión una reforma al Estatuto de Gobierno del DF con el objetivo de iniciar con la aplicación de estos cambios en las denominaciones de los órganos de gobierno y los autónomos.

Lo mismo ocurriría con el marco legal de la Ciudad de México, las leyes que se crearon y avalaron bajo éste el régimen de estatuto.

Actualmente el DF tiene un marco legal de 148 leyes, pero todas aprobadas en el contexto del Estatuto de Gobierno. Por ejemplo, existe la Ley de Desarrollo Social de Participación Ciudadana, etc, mismas que tendrán vigencia hasta que el Congreso de la ciudad elabore las nuevas.

Por eso es que la reforma establece que en tanto no se promulgan las nuevas leyes, todo lo que se refiera a las nuevas leyes estará referido a la Ciudad de México”, explicó.

GANA IMPULSO CDMX

En redes sociales y medios de comunicación el uso de las siglas CDMX para referirse a la Ciudad de México es todavía más común que el antiguo DF o incluso el nombre oficial de la capital del país.

Estas letras ya se observan en los programas sociales e incluso en las placas para los automóviles. Algunas dependencias y partidos políticos también las han incorporado a su nombre.

Incluso, en las páginas de internet o aplicaciones móviles de complejos de cines aparece CDMX como opción de ubicación para el usuario que busca el contenido de la cartelera.

Aunque la denominación de este imagotipo, con sus característicos colores negro y rosa, empezó a utilizarse al inicio de la administración de Miguel Ángel Mancera, el pasado 26 de julio se estableció que los particulares que deseen utilizar la marca, registrada por el Gobierno de la Ciudad de México, deberán solicitar permiso, pagar por su uso y apegarse a lineamientos de utilización.

Ese día, el Fondo Mixto de Promoción Turística del DF publicó en la Gaceta Oficiallas reglas que establecen las bases relativas al uso, comercialización, explotación y protección de los derechos de la propiedad intelectual de la Marca Ciudad de México.

El acuerdo establece que ésta será utilizada para identificar los valores, contenidos, sitios de interés, productos y servicios que caracterizan a la capital y a sus habitantes, destacando su presencia en eventos culturales, deportivos, gastronómicos, cine, artes escénicas, entretenimientos, congresos, convenciones, festivales, exposiciones y demás.

Al respecto, Alfaro Cázares señaló la necesidad de revisar los alcances legales para determinar si el nombre de una entidad federativa puede ser utilizado como marca.

EXCELSIOR

Entrada Anterior

Bombardean un hospital de Médicos Sin Fronteras en Yemen; al menos 7 muertos

Siguiente Entrada

Fallece, en Veracruz, el dramaturgo Hosmé Israel