Nacionales

Clausura Pemex 316 gasolinerías

Ciudad de México; 3 de Enero del 2017.- Petróleos Mexicanos (Pemex) clausuró 316 gasolinerías ubicadas en 31 entidades del país por tener vínculos con el crimen organizado y los cárteles del narcotráfico que realizan operaciones ilícitas en el país.

 Un reporte de Pemex Refinación, del cual tiene copia Excélsior, indica que las franquicias fueron detectadas entre enero de 2010 y 2015, a través del intercambio de información con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los datos recabados por la paraestatal revelan que Colima es el único estado donde no hay clausuras. En contraste, Nuevo León tuvo 40 gasolinerías cerradas; Tamaulipas y Veracruz, cada uno con 24; Estado de México, 22; Jalisco y Baja California, 17, por cada entidad; Coahuila, 15; Sinaloa y Michoacán, cada uno con 14; éstos son los estados con más casos.

El reporte de Pemex menciona que entre enero de 2010 y diciembre de 2012 se llevaron a cabo 134 cierres, mientras que entre 2013 y 2015, fueron 182, lo que representa un aumento de 35 por ciento.

La información detectada por Petróleos Mexicanos, la PGR y la SHCP, permitió establecer que las gasolinerías eran utilizadas por organizaciones criminales para blanquear dinero que fue obtenido a través de actividades ilícitas.

Además, las autoridades detectaron que en algunos casos la gasolina que se vendía al público era robada de ductos o pipas que trasladaban el hidrocarburo en diferentes carreteras del país. Las franquicias utilizadas por el crimen organizado se suman a las 17 mil 700 denuncias que presentó Pemex ante el Ministerio Público entre enero de 2007 y julio del año pasado por el hallazgo de tomas clandestinas.

La Dirección Jurídica de Pemex estima que cada 24 horas las organizaciones criminales extraen ilegalmente 23 mil 500 barriles de hidrocarburos, lo que representa una ganancia anual de 21 mil millones de pesos.

Estos reportes se suman al de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), que detectó en el periodo 2005 a 2014 19 gasolinerías mexicanas relacionadas con los cárteles de Sinaloa, Golfo y los Zetas.

La información recabada por las autoridades estadunidenses refiere que las franquicias de Pemex son utilizadas para el lavado de dinero.

Entre las personas que se detectaron que utilizan las gasolinerías, se encuentran Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, así como Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

Por el aumento del robo de combustible, en julio pasado, Pemex solicitó al Congreso de la Unión una nueva legislación para endurecer las penas que castigan actualmente la ordeña de ductos y la extracción ilegal de combustibles.

La dependencia pidió incremento de penas y de sanciones económicas a partir del ilícito y el volumen robado; la previsión como un delito grave y de delincuencia organizada, así como la sanción a personas que comercialicen hidrocarburos sin marcadores y especificaciones. Otra de las peticiones fue procesar a las personas que participen en el delito.

MARCOS MUEDANO

Entrada Anterior

Ford confirma 7 nuevos vehículos eléctricos para los próximos 5 años

Siguiente Entrada

Supervisa el alcalde Joaquín Caballero la reparación de daños en el Malecón