Casos de obesidad y sobrepeso se asocian al hipotiroidismo

20 de abril de 2017 | 12:01 pm

Guadalajara, Jal; 20 de Abril del 2017.- El endocrinólogo del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) del IMSS en Jalisco, Alfredo Pérez Nájera, afirmó que apenas cerca del 10 por ciento de casos de obesidad y sobrepeso se asocian al hipotiroidismo, o a la baja producción de hormonas tiroideas.

“El metabolismo depende de la glándula tiroides que tengamos; mientras más hormonas tiroideas produzcamos, más acelerado estará, como sucede con personas con hipertiroidismo”, destacó el experto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De hecho, señaló que en personas detectadas con hipotiroidismo, brindando el tratamiento adecuado, la pérdida de peso debe normalizarse de inmediato.

No obstante, por lo menos en la obesidad exógena, la causa principal de esta condición es el alto consumo de calorías diarias que puede rebasar las dos mil 500, que comúnmente contrasta con la actividad física que realiza la persona.

Añadió que cuando la baja producción de hormonas tiroideas se asocia a la obesidad y al sobrepeso, se relaciona básicamente con la retención de líquidos, por lo que muchas veces es visible la hinchazón o edema en cuello, cara, manos y pies.

Destacó que el tratamiento del hipotiroidismo consiste en suministrar al paciente precisamente la hormona tiroidea de la cual carece. Esta condición, subrayó el experto endocrinólogo del Seguro Social, es posible diagnosticarla con un estudio de sangre y un perfil tiroideo.

Advirtió que la producción regular de la glándula tiroides es indispensable no sólo para el funcionamiento metabólico correcto, sino para garantizar la producción de otras hormonas.

“La glándula tiroides es un órgano que tenemos en el cuello, que produce hormonas, de las cuales las más importantes son las T3 y T4 encargadas de varias funciones a lo largo de toda la vida”, apuntó.

Otros síntomas que pueden acompañar al hipotiroidismo son, además de la retención de líquidos y edemas, el sentirse fatigado, tener uñas y cabello quebradizo, tener frío la mayor parte del tiempo y pueden presentarse cuadros de estreñimiento.

Por el contrario, destacó el doctor Pérez Nájera, en el hipertiroidismo se presentan síntomas como nerviosísimo, insomnio, taquicardia, sudoración, falta de concentración, exceso de calor y también las evacuaciones fisiológicas son más frecuentes.

Indicó que la falta de producción de hormonas tiroideas debe atenderse oportunamente, toda vez que el cáncer en esta glándula podría llegar a ser la tercera causa de enfermedad oncológica en las mujeres, en el año 2019, según se estima a nivel mundial.

A quienes ya se encuentran bajo tratamiento, el especialista recomendó acudir una o dos veces al año a realizarse estudios de laboratorio con su médico para corroborar la adecuada producción de la hormona tiroidea.

Notimex