Finanzas

Carstens: Estamos en un mundo con aguas picadas

AGUSTINMéxico,D,F; 27 de Enero del 2016.- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, subrayó que el aumento en el precio del dólar y la depreciación del peso, se deben a factores externos que México no puede controlar pero garantizó que las autoridades financieras y monetarias trabajan para que esta turbulencia afecte lo menos posible a la economía mexicana.

“La realidad es que estamos en un mundo con aguas picadas, esto hace que el barco se mueva un poco, pero bueno por otro lado tanto el secretario de Hacienda, el propio presidente y obviamente la junta de gobierno, hemos reiterado de que tenemos una economía con fundamentos sanos y cuando menos desde el punto de vista del Banco de México estamos comprometidos en mantener fundamentos sanos precisamente para que se logre la estabilidad financiera, entonces estamos trabajando en ello, el entorno externo no lo controlamos, pero de todas maneras estamos comprometidos en hacer el mejor uso posible de los instrumentos con los que contamos para que todos estos fenómenos tengan la repercusión menos perjudicial para la economía mexicana”.

Explicó que será el 29 de enero cuando la Comisión de Cambios, integrada por el Banco de México y la Secretaría de Hacienda decidan si hacen algún ajuste al mecanismo de subastas, las cuales dijo, tienen por objeto suavizar los movimientos cambiarios y darle liquidez al mercado en momentos álgidos.

“No tiene por objeto defender un nivel específico del tipo de cambio porque como todos ustedes saben estamos en un régimen de flotación, realmente el tipo de cambio ha venido respondiendo a choques externos fundamentalmente creo que es obvio la inusitada situación que estamos viviendo por la caída tan abrupta del precio del petróleo lo cual sin duda pues se ha reflejado en la volatilidad del tipo de cambio”.

Añadió que otros factores que han incidido en el tipo de cambio son la situación en China y la incertidumbre sobre la política monetaria en Estados Unidos y en relación a otros países avanzados.

El gobernador del Banco de México expuso que siguen vigentes las perspectivas que tiene el Banco Central sobre inflación y crecimiento para México en este año pero no descarta hacerle ajustes.

En su último informe el Banco de México estima que en 2016, la economía mexicana crecerá entre 2.5% y 3.5% con una inflación cercana al 3%.

Expuso lo anterior luego de firmar con la presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Informacion y Protección de Datos Personales, Ximena Puente de la Mora, un convenio de colaboración para que el Banco de México transparente aún más su información y sus prácticas de rendición de cuentas.

Entrada Anterior

La Semarnat lamenta la 
devastación en Tajamar

Siguiente Entrada

CEDH debe transformarse y brindar mejor atención a los veracruzanos: Diputada