Internacionales

Brasil adopta medidas para contener migración en frontera con Venezuela

Brasil; 16 de Febrero del 2018.- El gobierno brasileño adoptó el jueves un paquete de medidas para lidiar con la crisis migratoria que desató la llegada masiva de venezolanos al estado fronterizo de Roraima (norte) y emitió un decreto reconociendo la “situación de vulnerabilidad” en la zona.

Entre las decisiones firmadas por el presidente Michel Temer se incluye la creación de un comité federal de asistencia de urgencias “para la acogida a personas en situación de vulnerabilidad debido al flujo migratorio provocado por la crisis humanitaria” en el país vecino, según puede leerse en el documento cerrado en la tarde del jueves.

Estas medidas pretenden articular acciones para mejorar la protección social, la salud o la seguridad pública en estos municipios brasileños que se han visto desbordados por la afluencia masiva de inmigrantes venezolanos que ingresan a diario por la frontera terrestre.

Poco antes de anunciar las nuevas disposiciones, el gobierno había adelantado en un comunicado que declararía el “estado de emergencia social” en Roraima, para ganar “agilidad en la liberación de recursos para obras de infraestructura y acciones humanitarias en la región”.

También se duplicará, de cien a doscientos, el número de militares en el área, precisó el titular de Defensa, Raul Jungmann, citado en la misma nota.

Acompañado de una comitiva de ministros, Temer visitó el lunes Boa Vista, capital de Roraima, donde afirmó que destinaría los recursos “que sean necesarios” para auxiliar en la crisis. Tanto para atender a los extranjeros que precisan ayuda como para preservar los empleos y el bienestar de la población local, destacó entonces.

Durante la visita, en pleno feriado de Carnaval, ya avanzó la idea de formar un comité especial, pero no detalló la cantidad que destinaría el gobierno, que sigue sin conocerse.

La crisis política, económica y social que atraviesa el país caribeño disparó de manera exponencial los pedidos de refugio en Brasil en los últimos dos años. 

Según estimaciones oficiales, unos 40 mil venezolanos viven en Boa Vista actualmente, equivalente al 10% de la población de la ciudad, donde ya se registraron casos de xenofobia.

La semana pasada, al menos cinco venezolanos resultaron heridos -entre ellos una niña de 4 años- en dos incendios intencionales contra las viviendas donde estaban alojadas varias familias de inmigrantes. Un ciudadano guyanés fue detenido como sospechoso por provocar los siniestros, tras pelearse con un grupo de venezolanos que le habrían robado su bicicleta.

El país gobernado por Nicolás Maduro enfrenta una situación delicada, con fuertes tensiones políticas, desabastecimiento de productos básicos y una inflación que llegará a 13 mil por ciento en 2018, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

ELINFORMADOR

Entrada Anterior

El IMSS atiende a 2.7 millones de enfermos diabéticos al año

Siguiente Entrada

Consejero del OPLE hace un llamado al Congreso del Estado