DestacadosInternacionales

Barack Obama inicia una visita histórica a Cuba

obamaWashington; 20 de Marzo del 2016.- Cuando Barack Obama llegue hoy a La Habana será el primer Presidente de Estados Unidos que visite Cuba en 88 años para intentar poner fin a casi seis décadas de desencuentros.

La última vez que un Presidente de EU visitó Cuba fue en 1928 con el entonces mandatario Calvin Coolidge, quien recibió una bienvenida llena de júbilo y su delegación bebió ron cubano como si fuera el día del Juicio Final.

Pero la llegada de Barack Obama a La Habana es histórica y quedará en el recuerdo como quien abrió un nuevo capítulo entre Estados Unidos y Cuba, y con ello el mandatario estadunidense busca coronar lo que parece uno de los mayores logros de su gobierno y política exterior.

Ese nuevo capítulo inició con el anuncio de la reanudación del contacto entre Washington y La Habana para buscar la normalización de relaciones diplomáticas, el cual fue hecho tanto por el Presidente de Cuba, Raúl Castro, como por Obama. Las relaciones se restablecieron el 20 de julio de 2015.

El proceso para llegar al encuentro de hoy inició 2013 cuando Obama autorizó el inicio de discusiones exploratorias con La Habana.

La primera reunión tuvo lugar en Canadá en junio. El papa Francisco se propuso personalmente impulsar el acercamiento. En octubre, las delegaciones de ambos países se reunieron en la Santa Sede para ultimar los términos de la normalización.

El 17 de diciembre de 2014, el anuncio de un acercamiento tomó a todo el mundo por sorpresa. Apenas lo podían creer: en 18 meses de negociaciones ultrasecretas no hubo una sola filtración a la prensa.

Además de los acuerdos que serán firmados durante los dos días de su visita, que iniciará de manera oficial mañana, Obama llegará a su histórica cita con Raúl Castro, con una importante lista de logros alcanzados.

Uno de esos logros más significativos, fue la carta firmada de puño y letra que Obama envió como parte del primer paquete de correo postal enviado el jueves pasado desde Estados Unidos hacia Cuba, poniendo fin a la suspensión del servicio.

El martes, Obama tendrá oportunidad de dirigirse al pueblo cubano en un discurso que pronunciara desde el Gran Teatro Alicia Alonso, y que será transmitido por la televisión cubana a toda la isla.

Desde que Obama y Castro anunciaron su intención de normalizar relaciones, los dos países han acordado cambios en los controles y levantado restricciones para facilitar los intercambios económicos, financieros y de personas.

Obama, acompañado por su familia, paseará por las calles de La Habana Vieja, asistirá a un partido de beisbol y se reunirá con disidentes políticos.

Previo a la llegada de Obama el líder cubano Fidel Castro recibió ayer al presidente venezolano Nicolás Maduro, quien concluyó una visita de trabajo a Cuba, donde suscribió varios acuerdos.

Ante ese acontecimiento dos académicos cubanos, Jorge Hernández Martínez, director del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre EU en la Universidad de La Habana, y Luis René Fernández Tabío, profesor e investigador de dicho plantel, platicaron con Excélsior sobre el histórico viaje.

Para ellos, el origen de la visita está en lo que consideran como el reconocimiento, por el gobierno de Obama del fracaso de las políticas de bloqueo y de aislamiento que su país desarrolló contra Cuba.

¿Cómo está el ambiente en Cuba?

JHM: Imagínese al Presidente de la mayor potencia militar del mundo visitando la isla de Cuba. Esto no puede tener mayor revuelo. Imagínese la imagen que se proyecta a través del Presidente de los Estados Unidos viajando con unos aviones inmensos, con ese coche, con ese carro, creo que le dicen ‘la bestia’ que tiene tremendos instrumentos apoyados en la tecnología de protección, hasta un hospital por si pasa algo.

¿Usted se imagina la atención a través de la prensa hablada, escrita y de las nuevas tecnologías de la información cuando Obama esté llegando a la isla? Por eso es que vemos toda esta expectativa que de repente, por un acto de magia: número uno: Todo se va a resolver con Cuba y número dos: Cuba va a aceptar este nuevo momento de la etapa.

RFT: No hay que olvidar que EU sigue siendo la gran superpotencia mundial, en lo militar, financieramente y en el campo mediático, lo cual quiere decir que controlan más de 80 porciento de todas las opiniones, evaluaciones, pensamiento, cultura e ideología y que nosotros tenemos que partir de eso.

Sin duda este campo mediático va a desempeñar un papel principal, actual, en el nuevo proceso de reacercamiento con EU. Pero una cosa es la realidad y otra cosa es la imagen que se ofrece de la realidad.

¿Cómo ven el cambio de actitud de Estados Unidos?

RFT: A veces se piensa que todo el proceso actual, iniciado con las negociaciones que se dieron a conocer a finales de 2014 surge, por alguna razón, de la política de Obama o de una decisión de él.

¿Cuál es la apuesta ahora? Que lo que EU no han logrado con esa diversidad de métodos de poder duro, ahora traten de conseguirlo mediante ¿qué?: la influencia ideológica, la influencia cultural, la confusión entre los jóvenes. Sembrando, donde no existe, el desencanto, el desaliento, el cansancio.

¿Cómo se va desmantelando el bloqueo hacia Cuba?

RFT: El bloqueo es todo un sistema de leyes, de restricciones y de regulaciones. Todavía existe todo un conjunto de sanciones que hacen todo muy difícil. Se ha avanzado con bastante rapidez en un grupo de paso. Se sacó a Cuba de la lista donde nunca debió estar, la de ‘países considerados como promotores del terrorismo’.

Ya están las embajadas. La de EU en La Habana, la de Cuba en Washington, eso es bien conocido, y se han dado otros pasos hacia lo que hasta ahora se concibe como una meta o una aspiración. Nosotros pensamos que es una meta muy lejana.

Los medios hacen énfasis en los acuerdos bilaterales para vuelos comerciales. Créalo o no, los ciudadanos estadunidenses no son libres de viajar a Cuba. Están regulados por unas 12 categorías establecidas por las leyes que se han aplicado a Cuba. Por tanto están lejos de normalizarse. Es sólo un ejemplo.

Cuba no puede usar el dólar en sus transacciones. ¡Imagínese que México no pueda usar el dólar y que no haya transacciones con los bancos aunque el Presidente apruebe regulaciones a favor del uso de las tarjetas magnéticas! Esto en la práctica no se ha podido concretar porque los agentes capitalistas evalúan los riesgos de ese proceso.

Y se aplican, incluso después de que se inició este proceso visto como de normalización, enormes sanciones multimillonarias a importantes bancos y a empresas extranjeras y norteamericanas que han sido detectadas como que se involucraron en comercio o en relaciones económicas con Cuba, para tener una idea.

¿Qué va a pasar cuando el presidente Barack Obama deje la isla?

RFT: En el próximo mes, del 16 al 19 de abril, en el Congreso del Partido se aprobarán planes estratégicos de largo plazo. Se presentarán y se aprobarán Planes Estratégicos de Desarrollo. Ninguna improvisación coyuntural.

No olvidemos que Cuba ha vivido una crisis que difícilmente muchos países hubieran podido superar a raíz de la desaparición de la Unión Soviética.

Fue un choque interno como se identifica en el plano de la economía pero que, mirándolo con objetividad, habría que pensar cuántos países hubieran sido capaces de remontar ese proceso sin un ajuste estructural y sin una terapia de choque del tipo neoliberal que habría sido la sugerida.

Por supuesto hay una vinculación estrecha entre la economía y la política y de haber sucedido eso habría sido el fin de las conquistas de la Revolución, el fin del socialismo en la isla, pero también el fin de la Independencia de Cuba.

-Con información de agencias

EXCELSIOR

Entrada Anterior

Cuesta a México la obesidad 120 mil mdp al año

Siguiente Entrada

Activan operativos de Semana Santa; resguardan tierra, mar y aire