DestacadosNacionales

Aumenta extorsión telefónica en México

Ciudad de México; 16 de Enero del 2018.- Durante 2017, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia (Consejo Ciudadano) incrementó en más de 10 mil la “lista negra” de números telefónicos que son usados por la delincuencia organizada para realizar secuestros y extorsiones, mediante llamadas y mensajes, al pasar de 196 mil en enero a más de 206 mil al cierre de ese año.

El Consejo alertó que el año pasado fue necesario incluir los “mensajes bancarios falsos”, método que, aunque no es nuevo, se detectó “un crecimiento muy amplio de este modo de extorsión” y dado que las denuncias (al número del Consejo: 5533 5533) van en aumento, estima que podría crecer más durante 2018.

De acuerdo con cuentahabientes un nuevo método de extorsión ligado al secuestro, se realiza cuando un cuentahabiente realiza un retiro de una cantidad importante de su cuenta, en la ventanilla del banco. Personal que desafortunadamente se vincula con la delincuencia da el aviso y proporciona a la banda el número telefónico que el cuentahabiente proporcionó en el banco.

En caso de no concretarse un robo a la salida de la institución, el cuentahabiente recibe una llamada de un número determinado o “número desconocido”, ya sea en el celular o el teléfono de casa, en la que le informan que acaba de retirar una determinada cantidad y que la firma no corresponde, por lo que piden enviar a un “ejecutivo” al hogar para que vuelva a firmar.

En cuanto al phishing el Consejo explicó que se trata de un término informático que denomina un modelo de abuso que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencialde forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria)

 El cibercriminal, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas.

De esta forma, entre 2007 y 2017, los usuarios de comunicaciones fijas y móvileshan recibido alrededor de 3 millones de llamadas y mensajes de extorsionadores y secuestradores, mismos que han sido reportados al Consejo Ciudadano y gracias a su intervención ha aumentado el número de extorsiones evitadas.

De esa cantidad, casi un millón 539 fueron llamadas telefónicas denunciadas al Consejo (al número: 5533 5533), el resto de las denuncias se realizaron mediante mensajes, reportes vía redes sociales y el App No Más Extorsiones.

Gracias a la concientización de los usuarios del servicio telefónico fijo y/o móvil, en la actualidad entre la población ya se utilizan más el número de denuncia y busca de apoyo, por lo que gracias a estos se ha logrado evitar hasta en un 99% que se concreten los delitos.

Entre los métodos de extorsión más empleados en 2017, destacó el mensaje vía celular, el secuestro virtual, pariente que viene del extranjero (especialmente en la época decembrina), ganador de premio, supuestos integrantes de organizaciones criminales, amenaza de secuestro o muerte, dueño o patrón en problemas y, ahora el “mensaje bancario”.

Sin embargo, en la actualidad el 63.95% de las llamadas de extorsión se realizan a líneas telefónicas fijas y el 36.05% a celulares.

Otra forma que está usando la delincuencia en dispositivos robados y aunque el Consejo ha recibido pocas denuncias, es el uso de contactos que el usuario de la línea deja en aplicaciones abiertas y sin contraseña, de donde se deriva la posibilidad de que una persona pudiera recibir una llamada o mensaje, aparentemente de su mismo número celular.

En tal sentido, Arturo Robles, comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones IFT), comentó que “desde el ámbito tecnológico hay diferentes formas de esto pudiera estar pasando; por un lado, hay aplicaciones que no están vinculadas a la numeración, como son las que permiten mandar mensajería instantánea y que se pueden hacer llamadas de voz y que no siempre están vinculadas a un número, sino también a un correo electrónico y en esas se pueden poner el alias que seleccionen”.

Sin embargo, explicó que la clonación es muy complicada, más no imposible si se cuenta con los equipos muy sofisticados que se requieren, dado que los equipos cuentan con un IMEI vinculado al número celular.

El IMEI es el código pregrabado en los teléfonos móviles y que identifica al aparato de forma exclusiva a nivel mundial, y es transmitido por el aparato a la red al conectarse a esta.

Excelsior

Entrada Anterior

Inicia DIF San Andrés Tuxtla campaña “Recicla tu Navidad”

Siguiente Entrada

A más de un año, aún no hay dictamen sobre explosión en Pajaritos