DestacadosInternacionales

Así se graduó un joven, víctima de homofobia

Brasil; 29 de Diciembre del 2016.- Talles de Oliveira Faria es un joven de 24 años, quien ha causado gran revuelo en redes sociales por su particular estilo al recibir su diploma de graduación del Instituto de Tecnología Aeronáutica de las Fuerzas Armadas brasileñas.

A diferencia de sus compañeros, el recién graduado en ingeniería informática, subió enfundado en un impresionante vestido morado, con tacones y maquillaje, bajo el cobijo de los aplausos de los cientos de asistentes.

En un video compartido en Facebook y Twitter, se ve al muchacho subir tras su nombramiento, pero a mitad de camino se arrancó el vestido y mostró una camiseta fucsia en la que se leía el porqué de ese atuendo, a manera de denuncia: el Instituto se había mostrado intolerante durante los años que él, que es gay, había estudiado ahí y este gesto, en la hora en la que se despedían, no solo denunciaba el acoso y los insultos por parte de las Fuerzas Armadas de su país; también ilustraba que no habían servido para que él dejase de ser como es.

Explicó que siempre tuvo miedo de mostrarse como es; estudió la secundaria en una escuela militar, donde les enseñan a los jóvenes que ser homosexual “es malo”.

Estudié la secundaria en una escuela militar y ya fui con miedo de que descubriesen mi orientación sexual y me echasen. Desde pequeño nos enseñan que ser lesbiana, gay, bisexual o transexual es algo vergonzoso y luego tardamos mucho en superar esas heridas. Cuando llegué al Instituto, decidí que ya bastaba. O me aceptáis por lo que soy o vais a ser expuestos por lo que sois vosotros”, escribió en un post.

En una entrevista para la revista EGO, Talles dijo que planeó esta “venganza” mientras cursaba su tercer año en el Instituto.

Mi primera idea fue llevar algo glamuroso, una cosa bien rebuscada. Pero, como había tanto que denunciar, me pareció que más importante que estar bonito era llamar la atención sobre los problemas”. De ahí la camiseta con la lista de denuncias que llevaba bajo el vestido.

Excelsior

Entrada Anterior

En 2015, diabéticos gastaron mil 800 mdp en tratamientos

Siguiente Entrada

No hubo explosión a bordo del avión ruso siniestrado, según informe